septiembre 21, 2020
uso del polipasto

¿Qué es un polipasto y cómo se usa?

Si quieres saber qué es un polipasto y cómo se usa, has entrado en el lugar correcto. El polipasto es un mecanismo de polea que facilita el levantamiento, manipulación y traslado de una carga de un punto a otro. A pesar de ser una herramienta tradicional de los talleres y almacenes, pocos conocen su funcionamiento. Por eso hemos decidido hablar sobre ellos.

¿Qué es un polipasto?

Empecemos desde lo más sencillo para ascender a lo específico con el objetivo de comprender la información sin la necesidad de acudir al tecnicismo. En palabras sencillas, un polipasto es un mecanismo diseñado para trabajos verticales que cuenta con una o varias poleas por donde se arrastra una cadena.

Un polipasto se suele instalar donde se necesite la elevación mediante poleas para cargar o levantar una carga pesada, como almacenes de carga, aeropuertos, empresas industriales, talleres,  puertos marítimos e incluso comprar un polipasto para un laboratorio. La fuerza a aplicar se calcula mediante la ventaja o ganancia mecánica, que es la razón entre la fuerza resistente y la fuerza aplicada para desplazar un objeto.

polipasto

¿Cómo funciona un polipasto?

Bien, habiendo entendido que es, ahora centrémonos en cómo funciona. Para ello hay que conocer cuáles son sus partes:

  • Polea original. Conocida también como polea fija, es la polea que cuelga de un punto fijo. Es el objeto por donde atraviesa la cuerda y la encargada de modificar la dirección de la fuerza. También cumple la labor de aligerar la carga mediante la elevación y disminuir el peso del material. No siempre se produce una ventaja mecánica.
  • Polea móvil. A diferencia de la polea mencionada anteriormente, esta se encuentra conectada a la cadena y tiene la función de apoyar a la fija para facilitar el movimiento. Pueden haber varias poleas móviles en un mismo mecanismo.
  • Cadena. La cadena, aunque también puede ser un cable o cable resistente, cumple la función de transmitir la fuerza. Es esencial para el movimiento de la carga y atraviesa el sistema de polea hasta lograr su objetivo. Deben ser resistentes para evitar el desprendimiento.

Bien, con las partes definidas, ahora sí podemos explicar cómo funciona un polipasto. En un principio tenemos que instalar la polea móvil a una superficie para que regule el movimiento, la elevación y la carga. Ya que la tracción por cadena o cuerda no suele ser eficaz. Luego, se adhiere la cadena a través de las poleas móviles y se inserta mediante un gancho a la carga.

Posteriormente, la persona encargada de manipular el polipasto acciona el mecanismo de elevación, que puede ser de forma manual tirando de la cadena (aligerando el peso gracias a las poleas) o con un panel eléctrico que realiza movimientos mecánicos para tirar de las cadenas (ideal para cargas muy pesadas).

Tipos de polipastos

Como te habrás imaginado por el apartado anterior, no existe un solo tipo de polipasto, sino varios dependiendo de la naturaleza y funcionamiento. Los más conocidos son los siguientes:

De acuerdo al número de poleas

En este renglón tenemos una división de los polipastos de acuerdo al funcionamiento de las poleas. Tenemos a los polipastos móviles, que son las tradicionales, y cuenta con un sistema de varias poleas por donde se arrastran las cadenas hacia arriba al mismo tiempo. También son conocidas como simples.

Por otro lado tenemos a los polipastos compuestos, que es un mecanismo de elevación para mover y trasladar cargas que posee dos poleas simples que actúan una sobre la otra y amplían la capacidad de carga. Sin embargo, aunque todas se mueven en la misma dirección, no necesariamente a la misma velocidad.

como se usa los polipastos

De acuerdo a su operador

Esta clasificación de polipasto depende de quién opere las cadenas. Bajo esa premisa, tenemos los polipastos manuales, quienes cuentan con cadenas ligeras, fáciles de sostener y que requieren de la intervención humana para provocar la elevación a través de la fuerza de empuje.

Mientras que por el otro lado tenemos a los polipastos eléctricos, quienes han mejorado la tracción en los últimos años y por tanto el uso de las poleas para facilitar el movimiento. Cuya premisa sigue la misma que la anterior, pero la tracción de las cadenas es provocada por un panel eléctrico.

¿Cómo se usa el Polipasto?

El polipasto se puede usar de diversas formas, pero por lo general va enganchado a un brazo giratorio acoplado al techo de una superficie y que se manipula mediante un tablero. Dicho tablero permite dar órdenes como: el grado de elevación del instrumento, el encendido y el apagado del mismo.

Frente a ese escenario, para usar un Polipasto lo primero que debes saber es la función de cada botón en el panel. El verde suele ser de encendido, lo que permite mediante una palanca mover el brazo giratorio en el techo hasta ubicarlo en el centro.

El segundo botón tiene el objetivo de detener el polipasto para que las personas puedan enganchar las cadenas a los materiales pesados y finalmente el botón que tiene el objetivo de arrastrar las cadenas a través de la polea para inducir a la elevación de los objetos. Vale la pena mencionar que, aunque no se encuentre en todos, suele tener un botón que libera la carga en caso de emergencia.

¿Para qué se utiliza el polipasto?

El polipasto, por naturaleza, es esencial para mover una carga con una masa pesada, impensable para la fortaleza humana, con el objetivo de trasladarlo de un punto a otro. También conocido como trabajos verticales o de altura, que son labores con cuerdas, cables y cadenas para suspender a una persona u objeto.  Situación tradicional de los talleres, aeropuertos, barcos, camiones y puertos marítimos. Aquí los usos tradicionales.

Ventajas del polipasto

Como instrumento auxiliar para facilitar el traslado de elementos pesados, tiene grandes ventajas tanto en operación como en funcionamiento. Veamos las más interesantes.

Sencillo de usar

No hay que ser un profesional para usar un polipasto, basta con aprender la función de cada botón y entender la mecánica en la que se basa la herramienta de poleas.

De fácil colocación

El polipasto también se puede integrar a cualquier lugar con un techo o una superficie que facilite la instalación de la polea fija. Como lo mencionamos anteriormente, un brazo giratorio suele ser la mejor opción.

que es un polipasto

Resistente

Tanto la polea, como las cadenas, suelen elaborarse de materiales resistentes debido al esfuerzo al que se encuentran expuestos. La cadena puede variar por una cuerda o cable, dependiendo del lugar donde se vaya a emplear.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies