octubre 21, 2020
Probeta Graduada

Probeta Graduada, ¿Qué es, Precio, y cómo elegirla?

La probeta graduada es uno de los instrumentos de laboratorio más utilizados de todos, especialmente porque a pesar de ser simple y apenas una pieza, cuenta con características increíbles que le permiten ser tomado en cuenta en todo momento como uno de los tubos más necesarios a la hora de llevar a cabo algunos experimentos.

[amazon bestseller=”probeta graduada” template: items=”10″ template=”table”]

En sí, lo que hace este instrumento es que mide los volúmenes de cualquier tipo de sustancia, lo que agiliza cualquier procedimiento y ayuda a mantener precisión durante el mismo, alcanzando resultados óptimos en todo momento. Además, a pesar de ser delicado por su material de creación, es fácil de llevar, mover y utilizar ya que su peso es mínimo y sus usos mayores. Por lo general, las probetas graduadas son instrumentos que se conocen desde los laboratorios de secundarias, por lo que miles de personas han logrado ver una de ellas al menos una vez en su vida.

 

Este instrumento está apto para ser utilizado tanto con líquidos, como con soluciones gaseosas, lo que facilita su utilización en todo momento. A continuación exploraremos a detalle este valioso instrumento de laboratorio.

Probeta Graduada

¿Qué es una probeta graduada?

Como mencionamos con anterioridad, la probeta graduada se encarga de medir el volumen de las sustancias, tanto líquidas como gaseosas, lo que facilita manejar un nivel de precisión mayor en cuanto a los resultados del procedimiento que se está llevando a cabo.

Gracias a su forma cilíndrica y a su base, esto nos permite que las soluciones se mantengan en un mismo sitio sin modificar su medición ya que los movimientos no afectan los resultados siempre que estos se detengan. Es decir, una vez que se haya medido de forma precisa el volumen de la sustancia, esta se mantendrá dentro de la probeta graduada en todo momento sin modificar su volumen, a menos de que la sustancia se evapore.

Lo anterior explica que además de hacer las mediciones pertinentes, este instrumento básico también permite mantener las sustancias sin problemas el tiempo que sea necesario, lo cual se logra gracias a su forma alargada. Su nombre surge gracias a toda la escala de volúmenes que se encuentra dibujada en la zona externa del mismo.

Características de la probeta graduada

¿Creen que por ser tan solo un tubo cilíndrico, no cuenta con grandes rasgos y características?, todo lo contrario, ya que gracias a las mismas es que la probeta graduada es uno de los instrumentos básicos de laboratorio más importantes de todos. Sus principales características son las siguientes:

  • Cuenta con una forma cilíndrica y alargada que cuenta con una base más ancha que le permite mantenerla estable sobre una superficie plana.
  • Cuenta con un pico en la zona superior que le permite verter las sustancias sin problemas o derrames.
  • En la parte externa del cilindro se observa la graduación que permite la medición de las sustancias.
  • Se consiguen tanto en vidrio, como en plástico y no suelen ser demasiado precisas a la hora de hacer mediciones rápidas. El ojo humano es el que debe mantenerse preciso en estos casos.
  • Su estructura es transparente, lo que facilita su uso en todo momento. Comienza desde 0 mililitros, hasta alcanzar la zona superior de tope en la medición, lo que dependerá de su tamaño.
  • El número mayor de medición que se consigue en las probetas es de 2000 mililitros.

Probeta Graduada

¿Cómo funciona la probeta graduada?

Su función es simple en todo momento, ya que no cuenta con ningún tipo de mecanismo adaptado en su interior que arroje los resultados. Es fácil de utilizar y su modo de empleo es cómodo. Su método de medición se encuentra en la zona externa del cilindro por lo que podrás obtener los resultados rápidamente. Sin embargo, ten en cuenta que debes limpiar la probeta con agua destilada antes de colocar cualquier tipo de sustancia, ya que de otro modo esto pudiese interferir en los resultados.

Probeta Graduada

Finalmente, tendrás que hacer uso de la sustancia que necesitas medir y verterla dentro del tubo cilíndrico de forma calmada, hasta alcanzar la medida que necesitas para tu procedimiento. Si te sobrepasas de la medida buscada, tan solo deberás devolver la sustancia al recipiente principal. Ten en cuenta que la capacidad máxima de medición de cada probeta graduada se encuentra marcada en la zona visible, de modo que si sobrepasas esta medida, perderás la precisión del resultado.

Una vez hayas conseguido tu resultado, deberás hacer uso de tu muestra y si has de medir otro tipo de sustancia, tendrás que lavar muy bien la probeta antes de volver a utilizarla. Si cuentas con una sola probeta y necesitas seguir midiendo, coloca la muestra ya medida en otro instrumento y mantenla siempre con las medidas correctas anotadas. Si la sustancia que se medirá es gaseosa, deberás tapar la probeta para evitar que se fugue la muestra.

¿Para qué sirve la probeta graduada?

La probeta graduada funciona para la medición de volúmenes que se tomen en cuenta como grandes, ya que al tratarse de microlitros es imposible que este instrumento haga las mediciones exactas y precisas, por lo que se tendrá que hacer uso de otros instrumentos más específicos.

De forma común, la probeta graduada funciona de modo sencillo manteniendo en su interior líquidos, preferiblemente por periodos de tiempo reducidos; verter las sustancias en zonas necesarias gracia a su pico y analizar sustancias específicas que requieran de su medición con anterioridad para lograrlo.

De forma más general, este instrumento sirve para analizar sustancias químicas para procesos de laboratorio.

[amazon bestseller=”probeta graduada” template: items=”10″ template=”table”]

¿Para qué se usa la probeta graduada?

Lo más llamativo de la probeta graduada, es que la misma es un instrumento tan básico y necesario, que es utilizado en laboratorios pequeños como aquellos que se encuentran en instituciones educativas, entiéndase como laboratorios de secundaria. Dentro de ellos, se estudian los instrumentos básicos y este cilindro es uno de los principales a utilizar.

Probeta Graduada

Sin embargo, lo anterior no limita su uso a pocas situaciones, sino todo lo contrario ya que el mismo tiende a ser necesario y exclusivo en cualquier otro tipo de laboratorio científico profesional que se encuentre en el mundo. Esto se debe a que ayuda a realizar mediciones en periodos cortos de tiempo y de la forma más sencilla que se pueda, ya que sus características en cuanto a estructura tienden a ser las mejores a la hora de llevar a cabo un procedimiento de medición de volumen.

Resumiendo lo anterior, las probetas graduadas se observan en laboratorios de biología, física y química, incluyendo otros laboratorios más específicos, como los de bioanálisis, bioquímica y radioactividad.

Tipos de probeta graduada

Si bien las probetas graduadas parecen ser simples y de un solo tipo, en realidad se clasifican en diversos modelos gracias a su funcionalidad y material. Esto ayuda a diferenciar su uso ya que de acuerdo con sus características, se elige la correcta de acuerdo al procedimiento que se vaya a llevar a cabo.

Los principales tipos de probeta graduada, son los siguientes:

Probetas graduadas de vidrio.

Así como nos lo indica su nombre, estos instrumentos son aquellos que han sido creados en vidrio y que funcionan de maravilla para mantener en su interior sustancias que se encuentren a temperaturas elevadas.

Probetas graduadas de plástico (con tapa y sin tapa).

Este tipo de probetas graduadas son aquellas que se caracterizan por encontrarse creadas en plásticos resistentes, a pesar de que las mismas no cuentan con la misma resistencia de las probetas graduadas de vidrio. Estas se consiguen con tapas o sin tapas, en donde aquellas que cuentan con tapas se encuentran elaboradas en el mismo material.

Probetas graduadas de polipropileno.

De todos los materiales en los cuales se han elaborado las probetas, este tipo es considerado el más resistente de todos ya que soporta sustancias químicas de todo tipo. Sin embargo, es necesario entender que no soporta temperaturas extremas ya que pudiesen romperse.

Probetas graduadas de Polimetilpentano.

Una de las especificaciones más resaltantes de este tipo de probeta graduada, es que su material genera que el cilindro sea más transparente de lo normal, lo que asegura que cualquier sustancia que se encuentre en su interior, se observe se forma más clara y precisa.

Probetas graduadas Mac.

Este tipo de probeta graduada es especial para procesos que se lleven a cabo con Gas carbónico, ya que se encuentran realizadas bajo una estructura especial para soportar esta sustancia. Además, al tratarse de un gas, la probeta cuenta con una tapa que impide que el mismo se salga del instrumento.

Probetas graduadas tipo A.

Este tipo de probetas graduadas son aquellas que se utilizan a la hora de llevar a cabo análisis químicos, ya que su calidad es mayor y cuenta con una precisión más alta de la común.

Probetas graduadas tipo B.

Finalmente, se encuentran aquellas probetas graduadas que son demasiado resistentes pero se caracterizan principalmente por ser económicas, ya que están hechas en materiales de menor calidad. Estas tienden a ser aquellas que se muestran en escuelas de niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies