agosto 15, 2020
Temporizador

Temporizador

Un temporizador, en términos generales, es un instrumento con el cual se puede medir el tiempo de forma específica y exacta, lo que lo define de forma común como un instrumento de medición capaz de ser utilizado en un gran número de circunstancias de la vida diaria y en el campo profesional.

La función principal de un temporizador, es la de contabilizar el tiempo, lo que ayuda a establecer patrones y números en función de una acción o actividad. De acuerdo con su historia, esta herramienta se derivó de la evolución de los relojes de arena, los cuales fueron creados con la misma finalidad.

Actualmente, los temporizadores se pueden definir de forma amplia, ya que sus usos, tipos y características tienden a ser más detalladas. Por ello, a continuación ampliamos la información con lujos y detalles.

Temporizador

 

 

¿Qué es un temporizador?

El temporizador es una herramienta muy utilizada en diversos ámbitos, incluyendo la facilidad de que se encuentra incluido en aparatos modernos, como teléfonos inteligentes. Sin embargo, en estos casos si bien su función es la misma, su modo de empleo es diferente.

En algunas ocasiones se le denomina como minutero o relé, dependiendo de la forma en la que se le conozca en determinados países. Esto sucede ya que a través del temporizador, se puede programar un tiempo estimado que ayuda a congelar una actividad durante el mismo, teniendo una alarma que avisa cuando el tiempo haya transcurrido.

Dentro de los temporizadores convencionales, se encuentra un contador, el cual permite que el tiempo sea preciso y se logre la medición del mismo, en minutos, horas y segundos, de modo que el aparato cuenta con precisión. Este detalle ha generado que esta herramienta sea empleada en diversos ámbitos profesionales, como en los laboratorios de física y química.

Características del temporizador

Los temporizadores no son las únicas herramientas existentes para contabilizar el tiempo, por lo que es importante tener en cuenta sus características exactas de modo que no existan confusiones entre ellos. En sí, estos manejan un sistema completamente único y evolucionado que lo diferencia de otros sistemas utilizados para medir el tiempo, de modo que es importante conocerlo a detalle.

Temporizador

Las principales características del temporizador, son las siguientes:

  • Un temporizador se toma en cuenta como un aparato universal, capaz de entender y analizar cualquier tipo de frecuencia y tensión a nivel mundial, incluyendo situaciones planetarias.
  • Cuenta con un sistema de vistazo lo suficientemente sencillo como para ser interpretado rápidamente por un profesional, sin que esto afecte su función en cuanto a complejidad.
  • Su precisión es impresionante, de modo que el tiempo que lo regules, será el tiempo exacto que transcurrirá. Esto se debe a que trabaja con un sistema que se programa y reprograma de acuerdo con las necesidades de los individuos.
  • Funciona como un regulador de conexión y de desconexión, que trabaja en cuanto a un tiempo determinado.
  • Puede encontrarse en modelos muy sencillos de estructurar, con pocas piezas y grandes detalles.
  • Es un aparato práctico, cómodo y eficaz.

¿Cómo funciona un temporizador?

Si bien un temporizador genera un mismo resultado, no todos funcionan de la misma forma ya que cada uno de ellos cuenta con especificaciones y detalles distintos, dependiendo del tipo de temporizador del cual se trate. No obstante, de forma general existen algunas características que funcionan del mismo modo en todos ellos, por lo que existe una explicación básica en cuanto a su funcionamiento que se adapta a todos los temporizadores.

Cualquier temporizador trabaja de forma interna con un relé, por lo que en algunos países se le conoce por medio de este nombre a esta herramienta. Un relé es un pequeño aparato que produce un campo magnético que genera la energía necesaria para que el temporizador funcione. Es decir, ayuda a que el mismo comience y finalice cuando se le estipula con anterioridad.

Por otra parte, los temporizadores cuentan con señales de tensión que son las mismas que permiten que el relé ejecute su función en todas las ocasiones, lo que acaba por permitir que el tiempo programado se cumpla. Finalmente, cuando esto ocurra y el tiempo pase, una alarma interna sonará avisando que el temporizador finalizó su tarea.

¿Para qué se usa un temporizador?

Al tratarse de una herramienta capaz de medir el tiempo en una situación específica, esto genera que la misma sea de gran utilidad en cuanto a cualquier circunstancia y ámbito de la vida misma. Sin embargo, tiende a ser altamente utilizado en cuanto a situaciones de investigación, ya que su precisión ayuda a mantener siempre excelentes resultados.

Temporizador

Los usos generales más comunes de un temporizador, son los siguientes:

  • Es una herramienta altamente utilizada e importante en cuanto a laboratorios de cualquier tipo, incluyendo investigaciones médicas, biológicas, físicas y químicas.
  • En cuanto a un uso más específico y desglosando el punto anterior, en algunos laboratorios tiende a utilizarse con el fin de establecer un tiempo preciso en cuanto a una reacción, ya que de este modo se desconoce el tiempo y es capaz de descubrirse gracias al temporizador. De ser al contrario, se establece la alarma y esta sonará una vez que el tiempo estimado finalice y se observan los resultados.
  • En cuanto a la vida diaria, un temporizador funciona en cualquier esquina, especialmente en el ámbito de la seguridad, y es que ayuda a que aparatos de cualquier tipo de programen para apagarse, errarse o activarse, incluyendo cocheras, alarmas, electrodomésticos y más.
  • Y cómo no, es altamente utilizado en la cocina ya que grandes recetas requieren de tiempos estimados para las mismas, de modo que estas queden en el punto exacto. Por ello, ayuda en cualquier ámbito de la cocina, incluyendo la repostería.

Por otro lado, suele utilizarse al hacer ejercicio, para llevar a cabo un trabajo o simplemente para descubrir cuánto tiempo tarda en llevarse a cabo una actividad común.

Tipos de temporizador

Como hemos podido observar en apartados anteriores, si bien un temporizador es un aparato general, este se divide en diversos tipos que a su vez se clasifican gracias a sus estructuras y funciones. Por ello, se consigue un temporizador especial para cada situación.

Temporizador

Los principales tipos de temporizador, son los siguientes:

Temporizador a la conexión

Los temporizadores a la conexión son aquellos que se caracterizan por recibir la señal de alta tensión que hemos mencionado en apartados anteriores, con el fin de que finalmente se conecte a la red. Es un tipo de temporizador muy común y utilizado en laboratorios.

Temporizador a la desconexión

Así como su nombre nos lo indica, este tipo de temporizador funciona de forma contraria al anterior ya que el mismo deja de recibir la señal de alta tensión y luego intercambiará los contactos.

Temporizador electrónico

Así como nos lo menciona su nombre, este tipo de temporizador es aquel que utiliza trabajando con una corriente eléctrica, utilizando una resistencia que permite que el condensador con el que cuenta en su interior, sea encendido o apagado.

Temporizador térmico

El temporizador término obtiene su nombre gracias a que el mismo hace uso de una lámina doble de metal, lo que genera que el mismo logre llevar a cabo su proceso, lo cual a su vez funciona con dos brazos, en donde uno de ellos se mantiene conectado con la lámina y el otro con la red. De esta forma, la lámina logra calentarse y llevar a cabo su cometido.

Temporizador magnético

Un temporizador magnético es bastante peculiar, ya que si bien genera los mismos resultados que los anteriores, este trabaja con un tubo de cobre muy delgado que se encuentra incrustado dentro del relé, específicamente en su núcleo, lo que produce el campo magnético.

Temporizador neumático

El temporizador neumático también cuenta con un funcionamiento bastante particular, ya que hace uso de un fuelle, el cual se activa gracias al imán con el que cuenta el relé. De este modo, comienza a producirse la compresión y el fuelle se llenará de aire, hasta que finalmente arrancará el proceso de contabilización de minutos.

Temporizador de motor

Tal como su nombre nos lo deja saber, esta herramienta cuenta con un motor que ayuda a que el temporizador arranque, ayudado al sistema de reloj con el que cuenta en su interior. El motor tiende a ser automático y solo funciona cuando lo amerite, del resto, se mantendrá en estado de reposo.

Temporizador para arrancadores

Finalmente, se encuentra el temporizador para arrancadores, el cual es aquel que cuenta con un contacto de estrella, el cual se encarga de recibir toda la señal de alta tensión para abrirse y comenzar el proceso de temporización.

Ventajas e importancia del temporizador

En términos generales, hoy en día se toma en cuenta al temporizador como una herramienta llena de importancia que por años se mantuvo escondida detrás de los cronómetros.

Sin embargo, gracias al hecho de permitir que miles de personas logren precisar el tiempo de alguna acción, o en su defecto, de mantener un control preciso en cualquier actividad improbable a simple vista, ha generado que sea catalogada como una herramienta altamente importante y de valor actualmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies