septiembre 21, 2020
Escalímetro

Escalímetro, ¿Cómo elegir el adecuado y más barato?

El escalímetro, también conocido como escala de arquitecto, es un instrumento de medición, por lo general considerado una regla con una graduación única. Posee una forma transversal idéntica a un triángulo, con la finalidad de presentar diversas escalas en una misma herramienta, teniendo en total, 6 caras distintas con sus respectivas graduaciones a escala.

Es muy utilizada en diversas áreas, entre las que se puede contar el dibujo, la ingeniería, el diseño gráfico y la arquitectura por lo general; siendo ideal para trabajar con diferentes medidas de escalas. A continuación, podrás conocer un poco más sobre este instrumento y sus diversas características.

Escalas del escalímetro

Este es el elemento principal del escalímetro, siendo lo que lo caracteriza y convierte en una herramienta única en su tipo. Las escalas suelen presentarse en el sistema métrico decimal, ya que es el más global, variando entre la utilización de milímetros y metros o centímetros y metros.

Las escalas que presenta un escalímetro son:

  • 1:1 / 1:10. Cada centímetro en el plano equivale a 1 centímetro o 10 centímetros en la vida real.
  • 1:2 / 1:20. Cada centímetro equivale a 2 centímetros o 20 centímetros.
  • 1:5 / 1:50. Cada centímetro es igual a 5 centímetros o 50 centímetros.
  • 1:100 / 1:200. Cada centímetro equivale a 1 metro o 2 metros.
  • 1:500 / 1:1000. Cada centímetro es igual a 5 metros o 10 metros.
  • 1:1250 / 1:2500. Cada centímetro es igual a 12 metros y 50 centímetros o 25 metros.

Cada una de estas escalas se ubica en una cara del escalímetro, estando impresas o grabadas sobre el mismo para una mejor apreciación a la hora de ser utilizado. Cabe destacar, que lo más recomendable es evitar aquellas escalas que sean múltiplos del tres como 1:75, 1:300, 1:600, 1:900, entre otras, por regla general.

Características del escalímetro

Entre las características más resaltantes del escalímetro pueden contarse:

  • Gran diversidad de escalas a escoger para diferentes necesidades, las cuales pueden depender de cada usuario y lo que requiere a la hora de trabajar.
  • Su forma prismática única en su tipo, la cual permite que se apoye en dos caras mientras dos quedan a la vista para utilizarse, estando las últimas dos en la parte superior sin poder utilizarse hasta cambiar de posición el escalímetro.
  • Es una herramienta compacta y fácil de transportar, pudiendo utilizarse en diversas situaciones y con un tamaño ideal para llevarse en el bolso.
  • Suele estar fabricada de metal o plástico, siendo en el primer caso de acero inoxidable para una mayor ligereza y resistencia.
  • Las escalas siempre se encuentran anotadas en su respectiva cara para mayor comodidad; además, suelen grabarse de manera impresa o forjada sobre la regla, utilizándose el primer método mucho más en las de metal, mientras que las de plástico siempre son impresas.
  • En ocasiones, utiliza franjas delgadas de colores para representar cada escala y facilitar que se escoja la correcta al momento de dibujar.
  • Suelen tener longitudes de entre 30 y 50 centímetros como máximo, esto para que no termine por estorbar cuando se utilice al dibujar.

 

¿Cómo usar el escalímetro?

Lo primero a la hora de usar el escalímetro es determinar en dónde debemos empezar, es decir, dónde está el punto cero. También es necesario establecer e identificar la escala que vaya a usarse, determinando si es una escala de reducción o de ampliación.

Para usar el escalímetro, debemos determinar un objeto dibujado que vayamos a medir, procediendo a colocar el escalímetro en posición con este. Por ejemplo, podría colocarse al lado de una figura cuadrada determinando la distancia entre dos de sus lados, si se usa la escala de 1:100, cada centímetro en el papel tiene el tamaño de un metro en la vida real, por lo que el tamaño de un dibujo que mide 12 centímetros sería de 12 metros a escala.

El escalímetro puede aplicarse de la misma manera directamente para dibujar o marcar puntos donde dibujar trazos, dando la oportunidad de conseguir exactitud en todo momento.

Escalímetro

Principales usos

Con el avance tecnológico, el mismo escalímetro ha evolucionado hasta poseer una versión digital de sí mismo, diseñada en Canadá. Dicho escalímetro se basa en una regla digital, la cual se encarga de facilitar la tarea de medir escalas o unidades, agilizando el trabajo y ahorrando tiempo de trabajo manual que a la larga es innecesario. Este escalímetro se ha creado con el fin de suponer la solución a tres problemas muy presentes en el trabajo de diseñadores y arquitectos, estos son:

  • Que los dibujos a escala no puedan leerse fácilmente.
  • El inconveniente de tratar con el sistema métrico al tener presentes múltiples escalas en un mismo dibujo.
  • Dividir y segmentar distintos espacios de un dibujo elaborado a mano.

Con la utilización del escalímetro todos estos inconvenientes pueden solucionarse, presentando un gran ahorro de tiempo, esfuerzo, energía e incluso dinero. Emplear este instrumento siempre es primordial para arquitectos, ingenieros y diseñadores, independientemente del tipo de escala al que estén acostumbrados, siempre se podrá trabajar con todas en algún punto; por lo que el escalímetro se vuelve un instrumento indispensable para mantener la precisión en cada trabajo, dejando de lado posibles errores que puedan cometerse sobre el papel.

Sus beneficios

Como se ha dicho brevemente, el escalímetro es una herramienta con beneficios nada dudosos gracias a su gran potencial para el dibujo y diseño; dichos beneficios son:

  • Exactitud y precisión, teniendo marcados los puntos exactos de cada escala y sus fracciones de la manera más clara y nítida posible para evitar los errores.
  • Materiales resistentes, siendo tanto el plástico del que se fabrica como el acero inoxidable muy buenos para resistir condiciones exteriores y exposición al calor constante sin problemas.
  • Está pensado para su uso en el día a día, razón por la que tiene un diseño ergonómico, especialmente para ser transportado por diversos lugares y utilizarse sobre un escritorio.
  • Es fácil de usar una vez que se tiene un claro concepto del funcionamiento de las escalas; al entender su sistema, utilizar el escalímetro es muy sencillo.

El escalímetro es una herramienta indispensable en el diseño gráfico, ingeniería y arquitectura, si no se utiliza sería imposible crear planos y diseños precisos, por lo que contar con este entre tus herramientas de dibujo determina la diferencia entre la exactitud y el error.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies