septiembre 21, 2020
Flexómetro

Flexómetro, ¿Qué es y cómo elegir el mejor y más Barato?

El flexómetro, también conocido como cinta métrica o simplemente metro, es una herramienta utilizada para hacer mediciones gracias a una cinta flexible graduada, la cual puede enrollarse para almacenarse y transportarse fácilmente.

Gracias a sus características, puede utilizarse en superficies rectas y curvas por igual, independientemente de si son verticales, horizontales o diagonales.

El flexómetro ofrece diversas aplicaciones, beneficios y modelos, los cuales podrás conocer a continuación para aquellos momentos donde necesites de una herramienta que te ofrezca funcionalidad y exactitud por sobre todo.

Usos del flexómetro

El flexómetro resulta útil en diversas situaciones, siendo necesario en construcción, carpintería, costura, plomería y otras áreas que requieran la toma de medidas.

Con el flexómetro se pueden obtener medidas rápidas y (según el tipo) tratar con superficies con diversas formas para calcular altura, ancho, diámetro, etc.

Puede verse en la industria textil, en la moda, en la albañilería, también en talleres de artesanías de diversos tipos; lo que quiere decir que es una herramienta muy versátil y útil, siendo incluso utilizada en la cotidianidad de los hogares en ocasiones, para medir la altura de los niños o para decorar la casa.

Partes del flexómetro

El flexómetro está conformado por 4 partes: la cinta, el seguro, el labio o extremo y la carcasa.

Cinta

La cinta es la que se encarga de realizar la medición; viene marcada con metros, centímetros y milímetros, aunque también cuenta con graduación en pulgadas (Ubicada al lado opuesto de los centímetros), siendo usada con el sistema métrico y las medidas inglesas por igual. Las cintas suelen tener un largo de entre 1,5 a 20 metros, dependiendo de para qué se aplicará; igualmente puede contar con otras características.

Seguro

El seguro es un botón que se mueve de adelante hacia atrás; se utiliza cuando la cinta se está empleando, de manera que se mantenga firme y no sé guarde por sí sola, funcionando como un freno para la misma.

Labio o extremo

El labio o extremo se encuentra en la parte final del flexómetro, sirve para fijarlo a la superficie a medir (sobre todo cuando se mide en vertical o diagonal).

Carcasa

En último lugar, la carcasa es la estructura del flexómetro, siendo compacta y por lo general con forma cuadrada y orillas curvas; también suele incluir su propia cuerda para ajustarse a la muñeca y facilitar su manejo.

Tipos de flexómetros

A continuación, podrás conocer los tipos de flexómetros para que puedas saber cuál se adapta mejor a lo que necesitas en cualquier ámbito.

Flexómetro de carpintero o plegable

La estructura de este flexómetro es única en su tipo, se constituye a partir de diversos segmentos de 20 centímetros cada uno, los cuales se pliegan como un zig-zag para su almacenamiento. No cuenta con seguro ni carcasa debido a que no se estira como otros; de igual manera, posee piezas en cada unión para asegurar que se pueda mantener recta.

Este flexómetro maneja medidas de hasta 3 metros, está hecho de nylon o fibra de vidrio y como su nombre indica, es utilizado en la carpintería; si bien también en la construcción es muy útil, esto gracias a que es rígido y no debe desenrollarse.

Flexómetro

Cinta de costurero

Siendo igualmente parte de los flexómetros, la cinta de costurero cuenta solo con la parte de la cinta, siendo en este caso totalmente flexible y adaptable a cualquier superficie.

Estás cintas están hechas de tela o plástico, y tienen un largo de 1,5 metros (siendo las más cortas ya que no se requieren de medidas más largas). En ambos lados tiene marcadas las medidas, de manera que cualquiera de los dos pueda utilizarse.

Es utilizada en la alta costura, en el corte y confección, e incluso, en el ámbito médico, siendo la herramienta ideal para medir el diámetro del perímetro abdominal de los pacientes; mientras que en la costura puede usarse para hacer prendas a medida y por tallas industriales.

Flexómetro convencional

Este cuenta con todas las partes anteriormente mencionadas, teniendo una cinta hecha de acero ya que es el único material con la rigidez y tracción necesarias. En la actualidad también pueden encontrarse flexómetros de fibra de vidrio, algo más ligeros pero que cumplen con el mismo cometido.

Por lo general, son cintas centimétradas e incluso milimétradas, con cada una de estas medidas marcada con líneas y números, dependiendo de lo grande que sean. Mayormente pueden verse con marcas cada 10 centímetros al ser utilizadas para medidas grandes en su mayoría.

Sus medidas pueden variar entre los 5 y los 20 metros, ofreciendo un rango ideal para la albañilería y construcción (siendo incluso conocida como cinta de albañil en algunos lugares). Destacan por poder utilizarse de manera vertical o diagonal sin la necesidad de un apoyo, siendo totalmente rígida una vez que se coloca el seguro.

¿Cómo usar un flexómetro?

El primer paso para utilizar el flexómetro consiste en fijar el extremo en el punto inicial del objeto que se vaya a medir, llevando contigo el resto del flexómetro hasta el punto final, extendiendo la cinta en el proceso.

Una vez hecho esto, debes fijar el seguro cuando estés en el lugar de la medida que quieras obtener, procediendo a leer la longitud más cercana a la carcasa.

Para medir de manera vertical, debes colocar el flexómetro en el piso y estirar su cinta hasta que alcance el punto deseado; colocando el seguro para marcar la altura obtenida. Al realizar una medida con este método, debes sumar la altura del mismo flexómetro, la cual viene indicada en la carcasa. También puedes emplear este método sin necesidad de medir desde el piso, depende de lo que se quiera medir.

Cuando necesites hacer una medida de un alcance mayor al de la cinta del flexómetro, puedes usarla para medir marcando el punto hasta el que llega, para pasar a enrollarla y seguir midiendo a partir del punto que marcaste anteriormente, sumando al final las dos medidas para obtener el resultado final.

Cabe destacar, que siempre debes asegurarte de que la cinta se encuentre totalmente recta y tensa, de lo contrario puedes obtener resultados erróneos.

Los flexómetros son una herramienta de medición ideal, aplicable a múltiples ámbitos y con funcionalidad variada para cada necesidad que pueda presentarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies