octubre 21, 2020
matraz-aforado

Matraz Aforado

Dentro de los logros más significativos y trascendentales en el mundo de la física y la química se encuentra el matraz aforado. Este fue creado por el químico Emil Erlenmeyer en el año 1861. Ese mismo año también creó el matraz Erlenmeyer. Este magnífico invento se da luego de que se ilustrasen diversas teorías, entre ellas la de Guanidina, junto con estudios como el de la lactona. Estos estudios lugar a la creación de este importante instrumento de medición.

[amazon bestseller=”matraz aforado” template: items=”5″ template=”table”]

No existe duda alguna sobre la gran utilidad que tiene el matraz aforado dentro de los laboratorios. Su uso ha permitido el avance y descubrimiento en muchas investigaciones científicas. Esto es gracias al cálculo exacto que proporciona el matraz aforado, el cual brinda datos específicos y precisos a quienes lo usan.

Desde sus inicios, el matraz aforado fue creado con el propósito de medir volúmenes líquidos dentro de los laboratorios. Sin embargo, tiempo después fue también considerado un instrumento de suma utilidad para la mezcla de diversas soluciones donde existen la intervención de diversos elementos.

¿Qué es un matraz aforado?

También conocido como Fiola, el matraz aforado es simplemente un contenedor de vidrio usado con mucha frecuencia dentro de los laboratorios de química y física. Este se usa para llevar a cabo mediciones precisas de los niveles de líquidos a usar en la preparación de una mezcla.

El diseño del matraz aforado es el siguiente: un recipiente de vidrio con base plana y un cuello angosto y alargado. En el cuello del matraz se encuentra una marca, conocida como aforo. Este indica el volumen del líquido permitido por el matraz. Gracias al aforo es posible garantizar que siempre esté la medida exacta dentro del recipiente.

Las marcas que se encuentran en el cuello inician en la base del matraz, el cual tiene forma de pera. Este se extiende a lo largo del cuello con la intención de proveer diferentes tipos de medidas de volumen.

¿Dónde se usa?

El matraz aforado se usaba en sus inicios solamente para la medición precisa del volumen de diferentes líquidos utilizados en un laboratorio. Tiempo después este instrumento comenzó a implementarse en la realización de mezcla de elementos determinados para obtener una composición, siempre y cuando no se sobrecargara la función.

Cabe destacar que, algunos matraces son creados para ser usados solamente en laboratorios escolares. Estos suelen ser más delicados y básicos. Sin embargo, existen otros que se fabrican con diferentes composiciones, llegando a contar con una capacidad y resistencia mayor.

Por ello, antes de comprar un matraz aforado, es importante determinar qué función cumplirá. De este modo, se logrará adquirir el más adecuado, bien sea que vaya a usarse para mezclar o medir.

¿Cómo se usa el matraz aforado?

Antes de comenzar a usar este instrumento de laboratorio, es necesario tener en cuenta cuáles marcas se necesitarán para poder conseguir la medida exacta del volumen o la mezcla a medir. El trabajo del matraz es medir el volumen de los líquidos a utilizar dentro del laboratorio. No obstante, este instrumento puede usarse para la realización de cualquier tipo de prueba o experimento.

Lo primero que se debe hacer y el paso más importante a seguir es el enrasado del matraz. Este proceso consiste en llenar correctamente el matraz. Para ello, es necesario contar con un embudo pues su delgado y alargado pico facilita el trabajo de verter el líquido dentro del matraz aforado, evitando que se produzca un derrame. De igual manera, usar un embudo brinda una mayor comodidad y ayudará a que la medición sea mucho más precisa.

Otro aspecto a tener en cuenta al momento de dar inicio a la medición es el menisco. Se trata del punto central de la curva que alcanza la solución. Hay que tener en cuenta que muchos matraces cuentan con bordes bajos, mientras que otros tienen bordes más altos. Sin embargo, cual sea el caso, lo fundamental en este punto es mantener la vista siempre a la altura del aforo. Hay que recordar que este es el nivel más alto donde se puede llevar cualquier líquido.

Al ver el aforo este debe apreciarse como una línea recta. De este modo se garantiza la precisión al momento de calcular el líquido. En caso de que el aforo se observe con forma de elipse, probablemente el resultado obtenido no es el esperado.

Diversos usos del matraz aforado

El matraz aforado no solo es un instrumento de laboratorio para medir el volumen de un líquido. Hoy en día es usado también para realizar mezclas y evitar que no se produzca ninguna alteración en ella. Esto hace que el matraz puede ser usado para:

Medir volúmenes de líquidos

Las marcas encontradas en el cuello del matraz funcionan como guía para medir el volumen de un líquido. Para ello, observarás una curva que puede ser hacia abajo o hacia arriba. Dependiendo del tipo de líquido que midas, la curva variará.

Gracias a la estrechez del cuello, la medición se hace mucho más sencilla. Esto se debe a que cualquier cambio que ocurra en el volumen del líquido podrá apreciarse inmediatamente en el menisco.

Preparar soluciones

Por otra parte, el matraz aforado también suele usarse en soluciones donde ya se conoce la cantidad de solvente y soluto a mezclar. Para realizar este proceso se debe medir en el matraz la cantidad de solvente a utilizar y, en cuanto al peso del soluto, debe establecerse usando una balanza.

Acto seguido, se añade el soluto al matraz y se procede a tapar con un tapón para comenzar a agitarlo. De este modo se logra integrar los materiales evitando que la solución se derrame.

Este instrumento ha sido fabricado para que el líquido vertido mantenga una temperatura específica. La marca de graduación está alrededor del cuello, lo cual hace menos posible que puedas cometer un error al momento de realizar la observación del matraz. Ten siempre presente que cada vez que el líquido llega al aforo del matraz, este debe estar alineado al ojo, de modo que los bordes del anillo sean adyacentes al borde inferior del menisco.

Tipos de matraz aforado

matraz-aforado

Hay tres maneras para clasificar los tipos de matraces, los cuales brindan una clasificación y definición más precisa de este instrumento de laboratorio. Sin embargo, solo existen dos tipos de matraces aforados que pueden ser clasificados según su precisión, su capacidad de volumen y su color.

Según la precisión

En cuanto a la precisión del matraz aforado, podemos mencionar dos tipos:

  • Tipo A: Esto son los que además de utilizarse para la medición de líquidos, son también empleados para la preparación de diversas mezclas. Este tipo de matraz aforado es el de mayor uso dentro de los laboratorios de química avanzados.
  • Tipo B: Este tipo de matraz suele ser comúnmente utilizado en los laboratorios escolares donde las exigencias de uso son menores. No son instrumentos preparados para composiciones fuertes.

Según la capacidad de volumen

En cuanto a la capacidad del volumen, los matraces se fabrican con capacidades de 1 y 2ml. No obstante, los matraces aforados más populares son aquellos con capacidades de 25ml a 500ml.

Según el color

Por lo general, los matraces suelen fabricarse en vidrio transparente. Sin embargo, es posible encontrar matraces de colores. Estos son elaborados con la finalidad de procesar mezclas con alta sensibilidad a la luz.

En todo momento es preciso mantener la buena higiene en todos los instrumentos del laboratorio, sin importar su tipo. Esta práctica garantizará que las mezclas y las mediciones no sean alteradas o dañadas por agentes externos.

Características del matraz aforado

Dentro de los laboratorios de física y química el matraz aforado es una herramienta muy utilizada. Además de su nombre, también se le conoce como balón aforado, dado que su base tiene forma de pera o balón. Este instrumento de laboratorio suele fabricarse en vidrio. Sin embargo, hay matraces aforados hechos en plástico. Este cuenta con un largo cuello que permite realizar la medición de los líquidos vertidos en él.

Desde la base del matraz hasta el cuello se pueden encontrar ciertas marcas que permiten medir con precisión el volumen de la composición vertida. Al mismo tiempo, este ofrece información general la cual es importante tener en cuenta al usar el matraz. Por ejemplo, el matraz indica a qué temperatura debe de usarse, cuánta capacidad de volumen posee y la marca del fabricante.

Suele tener también una tapa. Este puede ser, según el caso, de corcho o de plástico. La tapa del matraz tiene como propósito conservar el líquido dentro del recipiente, en especial si se trata de una mezcla.

¿Por qué es importante?

Dentro de la física y la química, el matraz es un instrumento de suma utilidad. Su aplicación dentro de las investigaciones permite obtener cálculos más precisos, logrando avanzar en los estudios. Dentro de la industria de los hidrocarburos, el matraz posee mucha relevancia dado que este es imprescindible al momento de separar muestras de petróleo para definir el comportamiento del mismo ante diversos solventes.

No podemos dudar sobre la gran precisión que brinda el matraz aforado, lo cual lo convierte en uno de los mejores instrumentos de medición de nuestra época. Además, su uso no solo se limita a una sola tarea, este puede ser de mucha utilidad gracias a su versatilidad. Motivo suficiente para lograr un gran alcance en el mundo de la física y la química.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies