julio 6, 2020

Fuente de alimentación laboratorio

Las fuentes de alimentación son aparatos diseñados para el área industrial, los laboratorios y las telecomunicaciones. Estas poseen salidas ajustables o fijas de corriente o tensión, gracias a esta capacidad se puede limitar o aumentar la energía de manera que se eviten interrupciones en los circuitos de prueba.

La fuente a su vez posee un potenciómetro giratorio que se encarga de regular estos parámetros con una doble función; esto se refiere a que posee un ajuste más fino o delgado y otro más grueso o ancho, de esta manera se facilita ajustar o regular la precisión de la corriente y tensión en las fuentes de alimentación. Las fuentes de alimentación hechas específicamente para laboratorios cuentan además con un tercer ajuste preestablecido, con esta alternativa se puede fácilmente recuperar valores de corriente y tensión utilizados frecuentemente con solo pulsar algunos botones.

Fuente de alimentación laboratorio

Características principales de la fuente de alimentación de laboratorio

Las fuentes de alimentación que se utilizan en los laboratorios tienen ciertas características distintivas que vale la pena señalar y tener en claro para entender mejor su funcionamiento y la manera en que se le da uso.

La primera característica que las distingue son 3 tipos diferentes de ajustes regulatorios, mientras las demás solo poseen el ajuste delgado y el ajuste ancho. La fuente de alimentación para laboratorio además posee una opción de ajuste preestablecido, como ya se mencionó, que la vuelve una de las más útiles herramientas en lo referente a circuitos eléctricos.

Por otro lado, también resultan prácticas por la manera en que vienen presentadas, es decir, la manera en que están hechas las convierte en un excelente instrumento de laboratorio; esto se debe a que tienen un tamaño reducido y gracias a eso no plantean un inconveniente a la hora de decidir el mejor lugar para colocarlo, además de que gracias a su diseño son ligeras y fáciles de manipular y transportar.

Las fuentes de alimentación están pensadas mayormente para utilizarse para regulación y control de electricidad y energía, es decir, se utilizan en el sector electrónico como una herramienta indispensable y aplicable en una cantidad considerable de pruebas.

Tipos de fuentes de alimentación de laboratorio

Existen dos tipos de fuentes de alimentación para laboratorios; se puede hablar de las fuentes de alimentación ajustables y las fuentes de alimentación conmutables. La primera posee dimensiones mayores y debido a ello ambas presentan diferentes especificaciones con respecto a sus características, pero para tener en claro sus diferencias, estas son las dos clases de fuentes de alimentación:

  • Fuentes de alimentación ajustables. Estas poseen transformadores de grandes dimensiones y reguladores de tensión iguales; también están conformados por un filtro y un rectificador. Gracias a su compleja estructura se consideran con un rendimiento de apenas el 50%. Debido a sus dimensiones mayores, estas fuentes de alimentación son utilizadas con menor frecuencia y solo para aplicaciones específicas. Una de las desventajas de estas fuentes es que por lo general la tensión sin carga tiende a tener mayor energía que la tensión nominal.
  • Fuente de alimentación nominal. Este tipo de fuente de alimentación es mucho más recomendada que las que poseen transformadores grandes debido a su diseño más compacto y ligero que resulta más práctico en todo sentido. Por lo general contienen adaptadores de red y adaptadores para ordenador integrados. Este tipo de fuente se considera más innovador y útil que las fuentes convencionales, todo debido a que poseen un sistema mucho más estable y se pueden utilizar como fuentes de mesa sin complicaciones.

Partes de una fuente de alimentación de laboratorio

En genera, posee cuatro partes específicas que permiten su funcionamiento óptimo, estas son el regulador, el transformador, el filtro y el rectificador. Cada una de estas partes tienen funciones  diferentes que permiten trabajar a la fuente de alimentación.

Los transformadores son la pieza principal de una fuente de alimentación ya que gracias a ellos la fuente puede trabajar con estabilidad. Se recomienda que se utilicen transformadores separadores puesto que este posee de dos decantados separados eléctricamente y permite contar con el ajuste delgado y el ajuste ancho sin inconvenientes. Por otro lado hay auto-transformadores, los cuales no poseen la misma eficiencia y por ello no son aconsejables.

Luego se encuentra el rectificador, este se encarga de rectificar el tipo de tensión que se quiere obtener, es decir, el rectificador es el encargado de cumplir con los ajustes del transformador provocando que la fuente de alimentación pueda trabajar de manera idónea. Se recomienda utilizar diodos adecuados para el tipo de tensión a generar (Ejemplo: para una tensión secundaria simple de 40 vatios debe utilizarse un diodo de 80 vatios).

El filtro, también llamado condensador electrolítico, trabaja principalmente con la corriente de la fuente y permite que esta circule correctamente. El filtro trabaja con la corriente al igual que lo hace el rectificador con la tensión.

Por último se encuentra el regulador, el cual permite que la fuente de alimentación no se sobrecargue ni exceda los niveles de tensión o corriente que puedan ser requeridos; esto convierte al regulador en una parte fundamental de las fuentes de alimentación ya que previene los daños y que pueda averiarse de manera imprevista.

Fuente de alimentación laboratorio

Ventajas y desventajas

Primeramente se deben tratar las ventajas de estos aparatos tan utilizados en el área de los laboratorios; lo principal es su facilidad a la hora de darle un espacio específico donde se pueda trabajar con él, esto gracias a su tamaño compacto y práctico. Además de esto, permiten realizar pruebas de manera eficiente y sin complicaciones.

Otra de las ventajas de las fuentes de alimentación es la calidad con la que está fabricada y su interior diseñado de manera efectiva que permite conseguir un funcionamiento idóneo.

Por otra parte, en lo referente a la desventajas lo más destacable es una mala manipulación que termine en un resultado fallido, es decir, lo único que puede resultar una desventaja acerca de las fuentes de alimentación es cuando no se utiliza correctamente y por lo tanto termina sin proporcionar los resultados esperados.

Las fuentes de alimentación son una herramienta excelente para utilizarse en los laboratorios, permiten trabajar con tensiones y corrientes eléctricas sin complicaciones y de manera práctica, gracias a esto, se vuelven un instrumento que es esencial para quienes trabajan con circuitos eléctricos y requieren una manera eficiente de realizar sus prácticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies