agosto 15, 2020
Refractómetro de Laboratorio

Refractómetro de Laboratorio

Un refractómetro de laboratorio es uno de los instrumentos más importantes dentro de cualquier laboratorio del mundo, especialmente porque desempeña una función de medición sobre los sólidos solubles que se hallan en una disolución líquida. De acuerdo con su historia, este instrumento fue creado por Ernst Abbe en el siglo anterior, basándose en un modo de operación bastante simple que diversos científicos con el pasar de los años lo fueron modificando.

Hoy en día, a pesar de observarse como un instrumento complejo, se encuentra evolucionado y funciona de forma excelente. El nombre del mismo proviene de la refractometría, el cual según los expertos no es más que un método especial que sirve para medir la difusión de la luz en cualquier lugar, lo cual es necesario en el área de la física.

Partiendo de lo anterior, se hizo necesario utilizar un aparato que facilite dicha medición en otras muestras, por lo que el refractómetro nació y ha ido creciendo conforme han ido pasando los años, mejorando su eficacia y su precisión.

Refractómetro de Laboratorio

¿Qué es un refractómetro de laboratorio?

De acuerdo con las leyes de la física, mientras más denso se encuentre un líquido a estudiar, mayor será su nivel de refracción, lo que es necesario conocer a la hora de estudiar cualquiera de las muestras importantes a utilizar en algún experimento. En sí, lo que ocurre es que el refractómetro de laboratorio se encarga de medir el porcentaje real de cualquier sólido soluble que se encuentre en una disolución líquida, como hemos mencionado con anterioridad, haciendo uso de la ley de refracción total de luz.

Para poner un ejemplo más claro que ayude a entender la definición anterior, se encuentra el agua. El refractómetro es capaz de medir el porcentaje de refracción también de cualquier material transparente, por lo que el agua es el ejemplo más claro. Si hemos de medir la refracción del agua, esta será menor ya que el líquido no se encuentra combinado con otra sustancia. Si por el contrario, se diluye azúcar en esta agua, su refracción será mayor ya que el líquido estará denso por el ingrediente añadido.

Con el pasar de los años, se permitió que el refractómetro no solo midiera el porcentaje de refracción de sólidos y líquidos, sino también de materiales gaseosos, añadiendo a esto que arroja en sus resultados el nivel de pureza de la sustancia a estudiar.

Características del refractómetro de laboratorio

El refractómetro de laboratorio cuenta con diversas características que le permiten ser diferenciado de otros instrumentos de medición, en donde destaca el pequeño prisma principal que se observa en una de las esquinas del instrumento. Dentro de este prisma son colocadas las sustancias a analizar, luego de ser cubiertas con una lámina que ayuda a llevar a cabo el proceso.

Refractómetro de Laboratorio

Otra de sus características principales, es el tornillo de ajuste que se observa en el instrumento, el cual sirve para calibrarlo y obtener los resultados correctos. A esto se le suma el tubo de espejo que es el que se encarga de reflejar la luz y que el refractómetro haga su trabajo rápidamente. Finalmente, dentro del aparato se observa la escala de medición, la cual indica el resultado.

Su tamaño es bastante cómodo en general, por lo que puede ser movilizado sin problemas dentro del laboratorio, llevando a cabo todas las mediciones necesarias.

¿Cómo funciona el refractómetro de laboratorio?

A pesar de no ser un instrumento demasiado grande y complicado de movilizar, es delicado y poco resistente a caídas y cambios de temperatura brusca, por lo que es necesario mantenerlo siempre en un ambiente fresco y en lugares seguros. Estos aparatos son capaces de durar un gran número de años, siempre y cuando se les cuide y se lleven a cabo sus funciones de forma correcta.

Refractómetro de Laboratorio

Su modo de operación es simple, principalmente debes mantener el lente siempre limpio y esto debe llevarse a cabo con el papel especial que no produce manchas en el lente que puedan obstaculizar la visión de la escala de medición. En ocasiones, es necesaria la luz del sol con el fin de observar los resultados, a menos de que el refractómetro sea moderno y cuenta con la luz necesaria para ello.

Para colocar la muestra, es necesario que levantes la cubierta que cubre la zona del prisma y luego la vuelvas a cerrar. De este modo el instrumento logrará llevar a cabo su función. Una vez esto haya finalizado, debes lavar la zona y dejarla completamente libre de residuos.

¿Para qué sirve el refractómetro de laboratorio?

El refractómetro es uno de los instrumentos más utilizados en cualquier de los laboratorios principales del mundo, incluyendo el de química, ya que este instrumento se utiliza con el fin de llevar a cabo un control en las sustancias preparadas de productos químicos, como detergentes y perfumes.

Sin embargo, esto no se detiene en esta área, sino que incluso se desplaza al área de la alimentación, ya que gracias al refractómetro, se logra establecer el índice de sustancias en otras, por ejemplo, la cantidad de azúcar de alimentos sólidos y líquidos, lo cual ayuda a establecer las medidas en la etiqueta de alimentación de los productos.

¿Para qué se usa el refractómetro de laboratorio?

Como hemos mencionado, el refractómetro de laboratorio es capaz de utilizarse en diversas áreas ya que no solo cumple una función, sino varias de ellas, lo que lo convierte en uno de los instrumentos más utilizados en laboratorios. Además de manejar los índices de muestras en sustancias como el perfume y detergentes, esto también se aplica en un gran número de áreas, ya que engloba cualquier producto químico como anticongelantes y desinfectantes.

Al tomarlo en cuenta en el área de la alimentación, se utiliza para medir el nivel de azúcar de ciertos líquidos, como refrescos y jugos, así como de otras sustancias como salsas de cualquier tipo y más. Sin embargo, como decíamos, no se trata tan solo de esto ya que el refractómetro también ayuda a conocer el grado de pureza de las sustancias, su porcentaje de soluto que se encuentra disuelto en las mismas y sabes el tipo de sustancia que se está estudiando, en caso de no conocerla.

Tipos de refractómetros de laboratorio

Hoy en día, existen dos tipos de refractómetros, los cuales se diferencian gracias al sistema que se busque utilizar a la hora de llevar a cabo el estudio de la muestra. Además, cada modelo trabaja en conjunto con su modo de funcionamiento, en donde aquellos que son digitales cuentan con una rapidez y modernidad avanzadas.

Los principales tipos de refractómetros de laboratorio, son los siguientes:

Refractómetro de Abbe.

Este tipo de refractómetro es aquel que se caracteriza por permitir el porcentaje de medición de la concentración de sustancias como sales, azúcares y ácidos. Este es uno de los instrumentos básicos que funcionan gracias a la luz.

Refractómetro de Laboratorio

Refractómetro digital.

Por otro lado, este es el segundo tipo de refractómetro que se encuentra hoy en día operando en miles de laboratorios alrededor de todo el mundo, especialmente porque cuenta con una tecnología mayor al tipo anterior. Este se caracteriza por arrojar resultados en muestras más complicadas, como glucosa y lactosa, ofreciendo resultados precisos e inmediatos. Así como nos lo indica su nombre, este tipo de refractómetro es digital y cuenta con la facilidad de tener una pantalla digital en la cual se guardan los resultados, de modo que los científicos no necesitan hacer anotaciones de forma regular.

En cuanto a los refractómetros digitales, estos cuentan con sistemas modernos que funcionan con tecnología WiFi, lo que permite el envío de datos hacia cualquier ordenador, de modo que todo queda registrado y los resultados tienden a ser más precisos. Además, no se trata solo de que funcione para medir la refracción en sustancias mencionadas, sino también en muestras más complicadas como la pulpa de la fruta, muestras que el refractómetro de Abbe no suele medir de forma correcta.

Finalmente, una de las ventajas más marcadas de este instrumento, es que el mismo ha causado furor gracias a su paso por la evolución, ya que ha sido mejorado en grandes medidas para lograr resultados óptimos y correctos en sustancias generales, incluyendo alimentos, bebidas y productos químicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies