diciembre 4, 2020
Desecador

Desecador: características, usos, tipos, Precios

El Desecador es uno de los instrumentos más usados en los laboratorios así como los dosímetros, el agitador magnético, el durómetro, etc. Se trata de un instrumento diseñado la conservación en seco de una muestra.

¿Qué es un Desecador?

Como mencionamos un Desecador es uno de los materiales de laboratorio usados para la correcta conservación en seco de una muestra. Debemos tener en cuenta que existen sustancias a las que se les puede alterar la composición por la humedad.

Hay que resaltar que la saturación de humedad, puede llegar a dificultar la transferencia de masas en un espacio. Pero también puede hacerlo cuando se trata de la sustancia, lo cual puede ocasionar que comience a romperse.

Aunque la exposición al calor puede ser una de las formas más usadas para combatir la humedad, dependerá de la sustancia que vayamos a tratar. Esto se debe a que hay sustancias con las que no se puede combatir la humedad con el calor. Un ejemplo claro son las sustancias que se alteran con la presencia de calor.

Para entender mejor este instrumento debemos conocer que este se divide en dos partes principales. La primera es una cavidad grande, donde se coloca la muestra a conservar. La segunda es otra cavidad de menor espacio que alberga el desencadenante.

Debemos tener en cuenta que este último es importante, y suelen tener cualidades higroscópicas, lo que quiere decir que absorbe la humedad. Un buen ejemplo de un desencadenante es el gel de sílice, el cual tiene la capacidad de absorber la humedad de ambientes cerrados.

Es importante resaltar que este no es tóxico ni inflamable. Sin embargo, como debemos imaginar este no es el único desencadenante que hay, ya que estos pueden variar dependiendo de la sustancia a tratar.

Otros tipos de desencadenantes son el óxido de fósforo, el hidróxido de sodio/potasio o el ácido sulfúrico. Debemos tener en cuenta que cuando se trata de disoluciones se usan sulfato de sodio o magnesio anhídrido.

Características del Desecador

Características del Desecador

El Desecador es un instrumento que cuenta con diversos tipos, sin embargo en cualquier de sus tipos este tiene las mismas características. Gracias a las cuales podemos detectar con mayor facilidad este aparato de laboratorio. En específico podemos decir que los mismos se componen de cuatro a cinco partes.

Para empezar tenemos el cuerpo que es la parte más grande y la que contiene el resto de las parte del Desecador. De hecho la misma se encuentra dividida en dos partes desiguales. Luego tenemos la tapa cuya función es necesaria para sellar la muestra.

La plataforma removible es otra de las características de este aparato, y funciona para las partes del agujero. En específico podemos decir que la misma posee agujeros, donde se colocan las muestras. Por lo general esta puede ser de porcelana, plástico o de acero.

Al mismo tiempo podemos encontrar una puerta, que es usada para aquellos Desecadores que son de tipo gabinete. Por último tenemos el termohigrometro, que funciona como un gabinete grande el cual permite mantener controlado el nivel de humedad.

Otra característica muy importante de este aparato es que puede contener una llave para vacío. Sin embargo esta es opcional dependiendo del modelo que tengamos y pueden encontrarse en los diferentes tipos de desecadores.

¿Para qué sirve el Desecador?

En términos muy simples este instrumento es usado para eliminar la humedad de una muestra. Sin embargo para entender mejor este aparato debemos conocer en detalle para que funciona. Su función principal sigue siendo eliminar la humedad de una muestra, es decir, deshidratarla.

Pero ¿Con qué finalidad se hace esto? La respuesta esta pregunta sería para mantener en buenas condiciones la muestra al aislarla. Debido a esto la muestra no se ve contaminada por agentes externos que puedan entrar en contacto con la misma.

Es importante mencionar que este proceso se hace sin causar alteración alguna en la muestra. Por otro lado debemos saber que tanto la muestra como el desencadenante siempre se mantienen separados gracias a la plataforma que está ubicada entre ambas lo cual impide que entren en contacto.

Sin embargo esta tiene unas rejillas que logran hacer que el desencadenante, pueda actuar con la muestra absorbiendo la humedad del ambiente. Pero sin llegar a afectar la integridad de la misma.

En específico podemos decir que los Desecadores, funcionan como un sellado al vacío. Ten en cuenta que el vacío es la falta de materia en un espacio, siendo la densidad de las partículas muy bajas. Esta condición es importante para llevar a cabo el proceso del desecador.

Para que se dé esta condición muchos desecadores tienen en su diseño una llave de paso para extraer el aire en el interior del recipiente. Debemos agregar que al ser un sellado al vacío puede resultar complicado abrir el recipiente.

¿Cuáles son los usos del Desecador?

Cuáles son los usos del Desecador

Los usos de este instrumento es deshidratar sustancias para así conservarlas. Pero también tiene ciertas aplicaciones en el ámbito de la química. Debemos tener en cuenta que este proceso se usa en el enfriamiento de muestras, lo cual permite que esta absorba la humedad.

No obstante, para este uso debemos tener especial cuidado, ya que al calentarse mucho pueden llegar a incrementar la presión. Si esto ocurre la presión rompe el ajuste de la tapa, aunque también pueden provocar un vacío parcial.

Precauciones en el uso del Desecador

Aunque el uso de este instrumento no es para nada complicado, debemos tener en cuenta ciertas precauciones cuando llegue el momento de usarlo. Para empezar cuando la muestra está muy caliente lo mejor que podemos hacer es esperar a que la misma se enfríe poco a poco. Esto es importante si queremos evitar que el Desecador sufra algún tipo de cambio bruscos.

Al mismo tiempo cuando llegue el momento de abrirlo se debe hacer de una forma deslizante. De este modo evitamos que la muestra pueda verse alterada por un cambio abrupto en la presión.

Un punto importante a tener en cuenta es el desecante que vayamos a usar. Ten en cuenta que este debe elegirse evaluando la muestra y el procedimiento. Debemos conocer que hay algunos desencantes que no funcionan bien en ciertas sustancias. Al mismo tiempo otros pueden ser muchos más rápidos al actuar en una muestra.

Como mencionamos antes el objetivo de este instrumento es deshidratar una muestra pero también conservarla. Siendo en ambos casos particularmente importante la limpieza y el sellado herméticos. En caso de que estos dos puntos no estén cubiertos la muestra puede verse contaminada.

A todo esto debemos agregar la importancia de que al trabajar con materiales muy higroscópicos se deben guardar en recipientes con tapas. No se debe mover la tapa de su lugar, mientras se encuentra en el desecador.

Hay que tener en cuenta que por lo general esto solo se aplica con los materiales higroscópicos. Debido a que con el resto de los sólidos se pueden mantener sin necesidad de cubrirlos.

Tipos de Desecadores

Tipos de Desecadores

Para empezar debemos conocer que hay muchos tipos de Desecadores, pero todos cumples exactamente el mismo proceso. De hecho, lo que varía es el diseño de los mismos, siendo esta la que permite calificarlo en dos grandes tipos, que son el Desecador circular y el de gabinete. En más detalle podemos decir que estos dos tipos son;

  • Desecador Circular; Por lo general este es el más común, siendo también el más elegido. Con relación a su función podemos decir que se usan para las muestras pequeñas o medias. Si hablamos del material con el que son diseñados este puede variar. Encontrándose algunos de plástico y de vidrio siendo estos últimos los más complicados de manipular.
  • Desecador De Gabinete; A diferencia del otro este se usa mayormente para muestras grandes y tiene una forma cuadrada. Con respecto a los materiales usados para su diseño estos suelen ser policarbonato, acrílico o acero inoxidable. Algo que destaca bastante de este tipo de Desecador es que posee algunos modelos con múltiples cámaras.

Es importante mencionar que aunque ambos Desecadores son diferentes en cuanto a diseño los mismos tienen ciertas similitudes como; pueden o no tener sellado al vacío, con llave de extracción de aire y diferentes materiales.

Con relación a las diferencias como pudimos notar, cuando hablamos de uno de tipo circular son usados mayormente para las muestras pequeñas y para transportar las mismas. Pero cuando hablamos del cuadrado o de gabinete este se usa frecuentemente para muestras grandes y para conservarlas.

Conclusión

Si tenemos todo lo mencionado hasta ahora en cuenta, podemos decir que este es uno de los materiales de laboratorios más usados que hay. Debido a que permiten la manipulación de muestras y el cuidado de las mismas. Es por esto se pueden encontrar en muchos laboratorios.

Para entender mejor la importancia del mismo, debemos tener en cuenta que sin este aparato sería complicado mantener la integridad de las muestras. Siendo este uno de los puntos más importante para los científicos. Con esto en mente podemos decir que la existencia de este instrumento es de suma importancia, para llevar a cabo este cometido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies