agosto 15, 2020
Matraz Volumétrico

Matraz Volumétrico

También conocido como matraz Aforado, el Matraz Volumétrico es un instrumento de laboratorio que se usan para la medicación y determinar la exactitud del volumen entre líquidos. Este al igual que otros instrumentos de laboratorio, es muy popular en el ámbito de la ciencia puesto que logra dar una precisión de su medida.

Historia y creador del Matraz Volumétrico

Al igual que el Matraz Erlenmeyer, el inventor de este instrumento es Emil Erlenmeyer. El mismo nació en el año 1985 y falleció en 1909, sin embargo sigue siendo recordado por su grandes aporta a la ciencia. En este caso en particular se considera que su invención del Matraz Volumétrico es uno de los logros más importantes tanto para la química, como para la física.

En específico podemos decir que este material de laboratorio fue descubierto en el año 1861, luego de que se llevarán a cabo distintas teorías estudiadas en 1883. Algunas de ellas eran las de Guanidina o el estudio de compuesto con lactona en 1880.

La idea de este Matraz era que funcionara como una calculadora para dar con exactitud el volumen de diferentes líquidos. Algo que era muy importante en ambos como la física y la química de aquel entonces. Sin embargo, con el pasar del tiempo comenzó a volverse un instrumento importante para la mezcla de soluciones.

De este modo este instrumento, comenzó a ser usado para otros fines como asegurar la mezcla para usarla luego. Es importante resaltar que los mismos disponen de una tapa o tapón que funciona para sellar la mezcla. De este modo evitar que la composición se contamine o se altere por algún agente externo.

¿Qué es un Matraz Volumétrico?

Qué es un Matraz Volumétrico

En términos simples definimos como Matraz Volumétrico o Aforado a un recipiente de vidrio que suele ser usado para preparar soluciones y también para medir el volumen de los líquidos. Su aplicación es mayormente en laboratorios de química y física, donde se llevan a cabo mucho de estos procedimientos.

El mismo es conocido por tener un fondo plano con un cuello angosto y alargado, el cual tiene una marca conocida como aforo. Dicha marca, sirve para indicar la capacidad de líquido que debe y puede contener el matraz. Esto es importante puesto que garantiza y hace más fácil dar una medida exacta del líquido, con diversas variaciones.

Características del Matraz Volumétrico

A simples vista podemos notar que este contenedor tiene una forma de pera, con una base aplanada. De igual forma podemos notar otras características como;

  • Dispone de un tapón de plástico, corcho o de vidrio templado, que por lo general es de polipropileno. Como podemos imaginar su función es tapar el matraz, todo para evitar que no se llegue a escurrir la muestra.
  • Cuenta con una etiqueta de información en el cuello, que tiene una serie de instrucciones básicas sobre este aparato. Por ejemplo, podemos encontrar información como la capacidad volumétrica, temperatura que soporta y la marca del fabricante.
  • Cuello largo y delgado, el cual tiene diversas marcas que permiten determinar el volumen de los líquidos.
  • Tiene una marca conocida como aforo y en la boca del mismo podemos encontrar distancias considerables. Dichas distancias nos permiten agitar el contenido en el caso de que sea necesario.
  • Viene completamente calibrados para contener un volumen de líquido, especificado a una temperatura determinada.

Tipos del Matraz Volumétrico

Tipos del Matraz Volumétrico

En este caso encontramos dos tipos de matraz aforado o volumétrico. El primero se califica como clase A y el segundo como clase B. cuando se trata del matraz aforado de clase A tenemos que es usado en la Química Analítica. Por lo general el mismos se usa para estudiar la composición química de una muestra o algún material.

Pasando al de clase B, tenemos que estos son menos precisos cuando se trata de hacer una medición volumetría. Aparte está el hecho de que el vidrio con el que son elaborados es de menor calidad. Debido a todo esto los matraces volumétricos de la clase B son usados para la preparación de soluciones.

Usos del Matraz Volumétrico

Así como sucede con otros tipos de matraz, este en particular dispone de ciertos usos específicos como pueden ser;

Medir el volumen de los líquidos

Si hay algo para lo que son usados estos tipos de matraces es para la medición del volumen de los líquidos. Esto es completamente entendible, ya que contiene una serie de marcas en el cuello que sirven justamente para este propósito.

Cuando el Matraz Volumétrico es usado para medir el volumen de un determinado, líquido podremos encontrar que esta se curva hacia arriba o hacia abajo. Al mismo tiempo veremos cómo los bordes se observan más altos y el centro estará a un nivel mucho más bajo o viceversa.

Lo que sucede en estos casos es un fenómeno conocido como “menisco”, pudiendo variar la curvatura del mismo dependiendo del tipo de líquido que se quiera tratar.  Es importante mencionar que en este fenómeno lo que se debe tomar en cuenta para hacer la medición es el punto central.

¿Cómo usarlo para medir el volumen de un líquido?

Para comenzar debemos saber que el hecho de que este material de laboratorio tenga un cuello tan estrecho. El cual permite facilitar considerablemente la medicación. Con esto en mente y conociendo que es el fenómeno “menisco”, estaremos casi listo para usar este instrumento.

Lo último que debemos saber es que para medir el volumen del líquido. Debemos tener en cuenta que el ojo debe estar a nivel del aforo. No puede ser muy arriba o muy abajo, debe ser justo en este punto. Al mismo tiempo debemos percibir el aforo como una línea recta, para poder dar con la medida exacta.

Preparar soluciones

Otro de los usos que se le puede dar al Matraz Volumétrico, es para la elaboración de soluciones. En caso en particular, se usa comúnmente para la preparación de soluciones valoradas. Estas últimas son las que en las que se sabe cuál es la cantidad de soluto y solvente que se debe mezclar.

¿Cómo usar el Matraz Volumétrico para preparar soluciones?

Para usarlo en este tipo de trabajo, debemos medir el volumen del solvente en el matraz aforado. Con relación al soluto este debe medirse en una balanza de precisión o balanza analítica. Luego de haber hecho esto debemos colocar el tapón y agitar la mezcla para lograr la integración de los materiales.

Metodología de uso del Matraz Volumétrico

Metodología de uso del Matraz Volumétrico

Ahora que comprendemos los usos de este de instrumento del laboratorio, debemos saber cómo usarlos. Para empezar debemos limpiar profundamente el matraz y luego secarlo. Este paso es importante, ya que evita que algún residuo en la herramienta puede  alterar el volumen de la sustancia o de la solución que queramos preparar.

Debemos tener en cuenta que este instrumento solo funciona a 20 ° C como mínimo y como máximo 25° C. Ten en cuenta que estos fueron diseñados específicamente para trabaja a esas temperaturas.

Con esto en mente y una vez limpio el matraz debemos pasar a añadir el soluto, el cual debe ser previamente pesado. En caso de que el soluto termine adherido al cuello del matraz es importante que lo quitemos usando el solvente cuidadosamente. Para evitar este tipo de problemas lo mejor es hacer que el soluto llegue directamente al fondo.

Una vez hayamos añadido la mitad del solvente, debemos proceder a agitar el matraz y así disolver el soluto. Es importante ser cuidadoso cuando lo vayamos a hacer, de lo contrario podemos derramar la mezcla. Al mismo tiempo debemos evitar que la misma entre en contacto con el aforo.

Luego de esto debemos terminar de añadir el solvente, hasta lograr la marca indicada. Por último debemos colocar el tapón y agitar, con un poco más de fuerza para hacer que la mezcla sea más homogénea.

¿Cómo cuidar el Matraz Volumétrico?

El Matraz Volumétrico al igual que otros materiales usados en los laboratorios, requiere de cuidado. Ten en cuenta que si no recibe los correctos cuidados la precisión de este puede verse afectado.

Por otro lado es importante evitar las altas temperaturas. Ten en cuenta que el vidrio de este puede terminar alterándose. Cuando esto ocurre, la precisión a la hora de medir los volúmenes puede verse gravemente alterado. En este sentido evitar el sobrecalentamiento es importante.

Por otro lado es importante no lavar el matraz usando un cepillo, ya que su interior puede verse afectado. Esto es importante, ya que pueden arruinar su capacidad de medicación volumétrica exacta.

En este sentido para el mantenimiento es importante lavar el matraz usando agua destilada, y un solvente para enjuagar. A todo esto es importante, agregar que la cifra volumétrica dada por este material de laboratorio, es muy acertadas. Sin embargo, no siempre es necesario usarlo de una forma correcta para obtener los resultados lo más cercanos a la realidad posible.

Por último debemos añadir que bajo ningún motivo debemos verter o diluir directamente una muestra directamente hasta la línea marcada sin parar. Ten en cuenta que esto puede hacer que el volumen de la mezcla cambie. Debido a esto es importante cuando lo vayamos a usar, vertamos lentamente los instrumentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies