diciembre 4, 2020
Centrifugadora laboratorio

Centrifugadora laboratorio, ¿Cuál elegir al mejor precio?

Primeramente, es importante que sepan que una centrifugadora de laboratorio es básicamente lo que conocemos como una centrifugadora de mesa, esto debido a que su tamaño no es exagerado. Un ejemplo de este tipo de centrifugadoras son aquellas que son utilizadas en los laboratorios clínicos para realizar las muestras de sangre e incluso se utilizan en ciertas industrias para comprobar la calidad de productos tales como: jugos, gaseosas y vinos.

Realmente estas centrifugadoras son muy interesantes y a la vez el uso que se les puede dar las convierte en importantes. A continuación te explicaremos todo lo que debes saber sobre esta herramienta.

Centrifugadora laboratorio

Partes de una centrifugadora de laboratorio

Para poder desglosar este punto es conveniente que dividamos las partes de la centrifugadora entre sus componentes físicos y sus componentes funcionales, veámoslo.

No products found.

Componentes físicos

La base de la centrifugadora de laboratorio se compone de una cámara, misma que se encarga de manejar el mismo desarrollo de la centrifugación. Esta cámara cumple 3 importantes funciones y esas son:

  1. Cuidar las muestras y evitar que estas se rompan, lo cual no sería difícil que sucediera si estas se tocaran con algún otro objeto en el momento que se encuentre girando, sobretodo por la elevada velocidad.
  2. Garantiza que la persona encargada de manipular la centrifugadora no sufra de algún daño. Recordemos que esta herramienta gira a 2.000 rpm y por ende, algún impacto con alguien le ocasionaría graves daños.
  3. Asegura que no entren corrientes de aire al interior de la maquina, pues eso podría dañar el funcionamiento de la misma.

Ahora bien, otro componente de la centrifugadora de laboratorio es el porta-tubo, que básicamente sería el lugar donde se deben colocar los tubos de ensayos dirigidos a las muestras que se vayan a centrifugar.

Por su parte, el rotor se encarga de permitir que las muestras giren; además, este componente se diseña especialmente para que sea capaz de resistir el deterioro causado por el roce.

Finalmente, como último componente físico encontraremos la tapa, encarga de evitar accidentes si se da el caso de que la máquina presente alguna falla, ¿cómo lo hace? cerrándose.

Componentes funcionales

Son 7 los componentes funcionales que posee una centrifugadora de laboratorio, esos son:

1. Interruptor. Permite o por el contrario niega la entrada de corriente eléctrica hacia la máquina, igual que algún otro interruptor que conozcas.

2. Velocímetro. Gracias a este componente es que podemos ajustar la velocidad de la maquina de acuerdo a lo que queramos o necesitemos. Ten presente que el espacio entre cada muestra dependerá en gran medida de la velocidad que indiques en el velocímetro.

3. Temporizador. Este en cambio nos permite ajustar el tiempo total en el que la máquina se mantendrá en funcionamiento, para que así podamos despreocuparnos de ella si necesitamos hacer alguna otra cosa.

4. Freno. El freno nos dará la oportunidad de que paremos a la centrifugadora en caso de que surja algún imprevisto.

5. Tacómetro. El tacómetro nos señala a qué velocidad está girando el rotor; prácticamente cumple la misma función que en un carro.

6. Sistema de vacío. Este componente evita la fricción con el aire; de no ser por el sistema de vacío el equipo no cumpliría su función de igual manera, pues además de que sería mucho más lento podría cambiar en cierta medida el resultado de las muestras.

7. Cámara de refrigeración. Esta cámara es un sistema de constante enfriamiento y solo componen a las ultracentrifugadoras, mismas que giran a una velocidad más elevada que las comunes.

¿Cómo poner a funcionar una centrifugadora de laboratorio?

Hay ciertas medidas que se deben tomar para poder tener una centrifugadora de laboratorio y aseguran que funcionará de manera óptima, así que a continuación lo dividiremos en varios pasos para que les sea mucho más fácil de comprender:

1. Primeramente se recomienda buscar un espacio para colocar la centrifugadora donde la misma se encuentre sola, es decir, que en la misma mesa no existan otro equipos; esta recomendación se debe a que la vibración que produce la centrifugadora es tan alta que puede llegar a bajar el rendimiento de otra máquina que esté cerca.

2. Los porta-tubos de la centrifugadora deberán estar totalmente vacíos y sobre todo perfectamente ajustados a la máquina.

3. El rotor necesita estar balanceado.

4. La tapa tiene que estar cerrada.

5. Asegúrate de colocar la velocidad correcta.

6. Programa el tiempo en el temporizador.

7. Enciende la máquina.

8. No levantes la tapa mientras se esté centrifugando.

9. Vuelve luego de que haya pasado el tiempo de centrifugación.

10. Verifica que la máquina esté totalmente sin moverse, alza la tapa y toma los ensayos.

Es muy importante que realices cada paso al pie de la letra para evitar posibles accidentes.

Recomendaciones

  • No cambies de lugar a la centrifugadora mientras esté en funcionamiento.
  • No uses la maquina para centrifugar aquellas sustancias que seas explosivas o extremadamente radioactivas.
  • Esté atento en que nada golpee a la centrifugadora mientras esta se encuentre encendida.
  • Si en algún momento notas que el porta-tubos presenta algún daño entonces suplántalo inmediatamente.
  • Antes de que enciendas la máquina comprueba cuál es la velocidad y densidad más alta en la que puede centrifugar tu centrifugadora.
  • Asegúrate de que los tubos sean capaces de soportar la temperatura a la que vayas a necesitar centrifugar. Mientras mayor sea el tiempo y la velocidad de centrifugado entonces deberá ser mayor la resistencia de los tubos.
  • En caso de que se vaya la electricidad debes asegurarte de que la máquina haya dejado de funcionar en su totalidad para poder proceder a abrir la tapa.
  • Si sucede que la centrifugadora se contamine, bien sea con impurezas o agentes radioactivos, debes detener la máquina y hacerle una limpieza bien profunda.
  • Comprueba siempre que la máquina esté bien nivelada, solo así podrás permitir que esta tenga un mayor tiempo de uso y que trabaje eficazmente.

 

Las 5 mejores centrifugadoras de laboratorio

Te proporcionaremos una lista de las 5 mejores centrifugadoras de laboratorio que puedes encontrar en el mercado actual:

  1. Servo Spin Next.
  2. Edulab 153–001 ISG.
  3. Steinberg Systems SBS-LZ-4000.

Si necesita una centrifugadora de laboratorio, cualquiera de las mencionadas son altamente recomendadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies