diciembre 4, 2020
Termómetro para horno

Termómetro, ¿Cuál elegor, por qué y más Barato?

El termómetro es un instrumento que ha evolucionado desde su creación, con la cual innovó la medicina; al momento de crearlo su nombre vino de dos términos griegos “Thermos” y “metron” que en conjunto significan medida de calor y de eso exactamente se encarga el termómetro, medir temperaturas.

El termómetro se creó en el año 1714 y desde aquel año ha sido adaptado a múltiples necesidades que se han presentado, ya sea en la medicina, biología o en el uso cotidiano de los hogares.

Los termómetros han avanzado hasta el punto de que hoy en día puedes hallar muchos tipos, todos ideales para cualquier necesidad que alguien pueda presentar y cada uno tiene diferentes aplicaciones y debido a ello resulta casi una necesidad conocerlos a profundidad.

Termómetro digital

Los termómetros digitales trabajan con dispositivos transductores que comunican los impulsos tensos que reciben a través de circuitos pequeños que convierten en números las variaciones obtenidas y las muestran en una pequeña pantalla digital.

Algunos termómetros digitales cuentan con un circuito integrado que se acompaña con un termistor como puede ser el LM35 el cual puede se puede adaptar a través de un microcontrolador y configurar la temperatura en grados Fahrenheit o Celsius. Estos circuitos pueden verse escondidos bajo la hoja de datos de cada termómetro.

Cada termómetro digital viene con especificaciones diferentes, por ello no se garantiza que el termómetro funcione en óptimas condiciones cuando se exponga a temperaturas ambientales muy diferentes a las que vienen integradas en su manual de uso donde se habla de sus componentes electrónicos y su graduación de escala.

Algo que tomar muy en cuenta a la hora de tomar la temperatura con un termómetro digital es que según la zona del cuerpo a la que se exponga debe estar condicionado para dar la temperatura correcta y evitar equivocaciones que posiblemente podrían darse.

Termómetro digital

Termómetro de mercurio

El termómetro de mercurio es el más tradicional, casi el mismo que fue creado en el 1714 (solo con ligeros cambios a través del tiempo), y su función es medir temperaturas en diferentes materiales. Este tipo de termómetro es el que más comúnmente se haya en los hogares y estos en su interior poseen un líquido que se contrae o se dilata según la temperatura, es decir, de acuerdo a si es una temperatura baja o una temperatura alta respectivamente. Por lo general el líquido en el interior de estos termómetros es mercurio aunque en algunos casos también puede ser alcohol coloreado.

El termómetro de mercurio trabaja con un bulbo de vidrio que evita que la temperatura y radiación del ambiente pueda afectar su medición de la temperatura, es decir, el termómetro se aísla completamente de la temperatura del aire y se concentra solamente en el objeto que esté midiendo específicamente.

Estos termómetros en España han sido prohibidos para la venta debido a accidentes donde el termómetro se ha roto y se han visto casos de intoxicados debido al mercurio en su interior; sin embargo, se estima que la posibilidad de envenenarse con mercurio es bastante baja debido a la poca cantidad de este elemento en su interior y además de lo muy poco común que resulta que se rompan en la boca de una persona.

Termómetro de mercurio

Termómetro bebé

Para calcular la temperatura en los infantes es recomendable buscar termómetros que se adapten a ellos, y la manera de obtener la misma es a través de su axila de manera que se eviten posibles accidentes y además sin causarle incomodidad al pequeño.

Contar con los termómetros correctos en tu hogar para medir este tipo de temperatura resulta idóneo cuando tienes a un pequeño en tu hogar, sobretodo en casos donde se enferma con facilidad y necesitas chequear su estado de manera constante y efectiva.

Otro método para calcular la temperatura de los bebés es por vía rectal solo cuando son pequeños, cuando crecen un poco más esto puede incomodarlos y causar que se muevan, lo que resulta ser fatal ya que ocasionaría la ruptura del termómetro. Igualmente, en caso de realizarse este método, en bebés tiene más efectividad y una vez se haya terminado el termómetro se debe retirar, lavar y desinfectar cumpliendo con medidas de salud normales.

No se recomienda que la temperatura se mida de manera oral en niños puesto que este método es antihigiénico, no es tan fiable y además de esto la temperatura de la boca puede verse condicionada por lo que el pequeño haya ingerido, así haya sido un alimento frío o caliente. Igualmente, este método presenta riesgo con relación a la posible ruptura del termómetro que es preferible evitar.

Termómetro de laboratorio

Los termómetros de laboratorio tienen la capacidad de medir temperaturas desde los -10°V hasta los 200°C, esto los convierte en uno de los termómetros con un rango más amplio de temperatura. En el interior poseen un líquido que se dilata cuando la temperatura aumenta, en este caso es alcohol teñido de rojo para que pueda ser mucho más vistoso y sea fácil distinguir la marca de la temperatura.

A diferencia de los termómetros de mercurio estos no se aíslan de la temperatura del ambiente y suben la marca cuando están en un ambiente caliente y la bajan cuando están en uno frío; igualmente no tienen la capacidad de que la marca de temperatura se mantenga si se apartan de lo que se está midiendo.

El termómetro de laboratorio puede usarse con sustancias en plena ebullición, con la condición de que este no choque con ningún borde del recipiente y que no quede a más de la mitad de profundidad de la sustancia. Durante el tiempo que se esté midiendo la temperatura el termómetro no se debe retirar ya que se modificará su temperatura.

Estos termómetros deben tener un mantenimiento constante, se deben calibrar, puede por ti mismo si tienes experiencia, si no es ese el caso lo recomendable es llevar el termómetro a un experto que lo pueda calibrar cuando ya tenga tiempo de uso. Por otro lado, siempre debe estar completamente limpio al momento de usarse y si se va a cambiar de una sustancia a otra debe lavarse con antelación.

Termómetro de laboratorio

Termómetro infrarrojo (Termómetro láser)

El termómetro de infrarrojos o termómetro sin contacto a veces llamado erróneamente termómetro láser debido a la luz que emite, es capaz de medir la temperatura a través de un rayo de luz negro que puede emitir a una distancia considerable. El láser incorporado en este termómetro solo tiene la función de apuntar al objeto cuya temperatura se va a calcular, pero no tiene la capacidad de medirla.

Este termómetro también puede recibir el nombre de pirómetro, este nombre se debe a que no mide la temperatura de manera literal, sino que calcula la radiación térmica y la transforma en un número que es posible ver.

El termómetro láser permite calcular la energía de luz de un objeto en términos más específicos y su detector convierte está energía en una señal eléctrica. La medición de temperatura con un termómetro láser presenta una gran ventaja ya que puede aplicarse a objetos en movimiento, en el vacío o incluso si se encuentra rodeado por un campo electromagnético.

Se puede utilizar el termómetro láser para calcular temperaturas de productos envasados al vacío, hornos, circuitos eléctricos, puntos calientes en incendios, equipos mecánicos, control preciso del cambio de temperatura de algún material, medir la temperatura humana e incluso medir la temperatura de las nubes para calcular tormentas.

Termómetro infrarrojo

Termómetro de cocina

Este termómetro es una herramienta necesaria para cualquier persona amante de la cocina, bien sea un chef amateur o uno profesional, ninguno niega la utilidad del termómetro de cocina al momento de preparar platillos de excelente calidad y poder controlar cada paso de su cocción.

Los termómetros de cocina son el utensilio perfecto para conseguir que cada platillo que prepares tenga la temperatura ideal y que en todo momento puedas mantener una cocción perfecta para lo que cocines.

Estos termómetros han evolucionado en diferentes tipos que se adaptan a diferentes cocciones; están los que se utilizan en líquidos, en freidoras, hornos o parrillas, además de que también están los termómetros multifunción que se concentran en más de un tipo de cocción específica.

Usar un termómetro de cocina es esencial principalmente porque es la única manera fiable de asegurarte de que cada cosa que cocines de verdad esté correctamente cocida. Sobretodo en el caso de las aves y carnes, el termómetro juega un papel esencial que permite saber si han llegado a la temperatura necesaria para eliminar cualquier toxina que podrían tener en el caso de no cocinarse correctamente.

Termómetro ambiental

Un termómetro ambiental puede calcular la temperatura de un ambiente bien sea abierto o cerrado dependiendo de las especificaciones del termómetro, esto lo hace a través de un sensor interno o una sonda externa según sea el caso.

El termómetro ambiental puede medir la temperatura usando el aire de su entorno, para ejemplificar esto, si se coloca el termómetro en la temperatura del cuarto de un bebé te dirá cuál es tomando en consideración el aire presente; por otro lado, en un frigorífico también se puede utilizar para asegurarte de que mantenga la temperatura idónea.

Los termómetros ambientales te pueden mostrar la temperatura de un lugar cerrado o inclusive hermético, es ideal para mantener controlada la temperatura de tu hogar para evitar enfermarte; igualmente puede calcular que la temperatura en despensas y refrigeradores no se exceda o disminuya de la temperatura que mantenga los alimentos en perfecto estado.

Por su parte, los termómetros ambientales para lugares abiertos son construidos de manera que posean una mayor resistencia a factores ambientales como la lluvia, el calor extremo, las ventiscas e incluso nevadas. Generalmente los termómetros para lugares abiertos son de mercurio ya que ofrece una mejor precisión además de ser sencillos y con una vida de utilidad bastante larga. Sin embargo, en la actualidad se está reemplazando el mercurio con alcoholes que resultan menos nocivos.

Termómetro ambiental

Termómetro fiebre

Los termómetros tienen una importancia demasiado destacable en la medicina, es la única forma fiable de calcular la temperatura de una persona y a su vez, de diagnosticar su fiebre y determinar si está ligada a alguna enfermedad más allá de una fiebre común.

Los termómetros ofrecen una manera de calcular los grados de una fiebre para poder decidir qué tratamiento es recomendable, e incluso se puede utilizar sin importar la edad del paciente. Por lo general se utilizan los termómetros por vía axilar u oral, ya que son los más prácticos en los mismos hogares aunque en un hospital pueden incluso tener disponibles termómetros infrarrojos que permitan calcular las temperaturas a distancia.

Los termómetros son ideales para aquellas personas con una familia que tiene niños, de esa manera cada vez que los pequeños se enfermen tendrán una forma de diagnosticar al menos uno de los síntomas y poder tratarlos en casa cuando son enfermedades tan comunes o decidir si llevarlo a un hospital donde reciban un tratamiento más específico.

Termómetro de Galio

El termómetro de galio se ha convertido en el más usado actualmente, esto se debe a que es el sustituto ideal para el termómetro de mercurio con las ventajas de que es mucho menos nocivo que este y además no es necesario la utilización de baterías como en los termómetros electrónicos.

Los termómetros de mercurio pueden en ocasiones no ofrecer exactitud total y ahí es donde entra en juego el termómetro de galio que ofrece la misma efectividad que tiene cualquier termómetro de mercurio tradicional.

Los termómetros de galio son los más fiables a la hora de medir temperaturas; si bien, muchos consideran una desventaja que se necesiten 4 minutos para que el termómetro te pueda dar el resultado de la medición y que al igual que el termómetro de mercurio está hecho de vidrio y eso lo convierte en un objeto frágil que se debe manejar con cuidado.

Para entender el funcionamiento de este termómetro se debe entender qué es el galio: este es un elemento de la tabla periódica del tipo metálico, es blanco y tiene la capacidad de cambiar de color cuando se expone a ciertas temperaturas, siendo más grisáceo a medida que la temperatura es mayor (líquido) y más plateado al ser menor la temperatura (sólido).

 

Termómetro digital bebé

Los termómetros digitales son los más recomendados por expertos, esto se debe a que se consideran como los que tienen una tecnología más actualizada además de que se considera que son muy efectivos. Una ventaja de estos termómetros es que todas sus lecturas de temperatura son rápidas y además de eso se venden en muchos tamaños, formas y para diferentes tipos de medición.

Principalmente los termómetros disponibles para bebés son de vía oral, rectal o axilar ya que es donde más fácilmente puede medirse la temperatura de un infante. También están los termómetros digitales de oído y los de chupete, pero ambos son considerados inexactos y por ello no muy fiables.

En bebés de 6 meses o incluso menos es mejor que la temperatura se calcule de manera rectal, lo recomendable es que si la temperatura del niño es de 38°C o mayor sea llevado con un profesional a un hospital. A partir de los 6 meses de edad las mediciones de temperatura por vía axilar también se recomiendan.

Algunos termómetros digitales incluyen cubiertas o fundas de plástico desechables, estas se pueden utilizar en determinadas mediciones e igualmente lavar el termómetro una vez que se termine.

Mejor termómetro bebé

En cuanto a medir la temperatura de los niños hay muchas opciones viables, todas con un grado diferente de fiabilidad. Cabe decir que un tipo de termómetro que siempre se recomienda es el termómetro de mercurio tradicional ya que se considera el que tiene más efectividad incluso aunque no esté disponible en el mercado actual por lo tóxico de los gases del mercurio.

El termómetro de mercurio se seguirá considerando la mejor opción puesto que es el único que ofrece una lectura de temperatura cercana a la temperatura central del cuerpo, que es la más importante para los doctores ya que es la que se toma a consideración para diagnosticar fiebre.

Luego se recomienda el termómetro digital, este ofrece facilidad, rapidez y eficacia a la hora de medir la temperatura de un niño aunque algunas personas desacuerdan con respecto a sus lecturas y no las consideran del todo fiables.

En tercer lugar de las recomendaciones están los termómetros de oído, su funcionalidad se basa en la medición de la energía infrarroja que emite el tímpano y está totalmente relacionado a la temperatura del cuerpo. El diagnóstico se lleva a cabo en muy pocos segundos, si bien, en los niños es algo complicado obtener la temperatura precisa ya que no suelen quedarse quietos y sus oídos estrechos no permiten que el termómetro llegue hasta la distancia necesaria.

Por último están dos opciones que deben mencionarse, el termómetro de galio que es igual de efectivo que el termómetro de mercurio y muchos lo recomiendan debido a ello; por otra parte, el termómetro infrarrojo ofrece bastante fiabilidad y precisión, solo con la desventaja de ser mucho más costoso que las demás opciones.

Termómetro digital precio

Los termómetros digitales son la opción más recomendada del mercado actual, esto debido a que los médicos los consideran innovadores y la mejor evolución tecnológica de los clásicos termómetros de mercurio que se utilizaron hasta hace algunos años.

Cuando se habla de adquirir estos termómetros hay diferentes opciones y a la vez diferentes precios, algunos modelos que debemos destacar son:

  • Braun PRT2000. Este termómetro es capaz de tomar tu temperatura dependiendo de tu edad y contextura; su valor es de 16€.
  • Omron eco temp basic. Este termómetro se recomienda mucho, sin embargo, la señal que emite para señalar que la medida de la temperatura ha terminado suele sonar antes de lo que debería, por eso si adquieres uno de estos debes tener eso en cuenta; el precio del Omron es 5,87€.
  • Misiki. El Misiki se aconseja mucho para bebés y niños pequeños, tiene capacidad de trabajar las 24 horas y un monitor inteligente; su precio es 25,99€.
  • Braun ThermoScan. Este se usa para medir la temperatura a través de los oídos y tiene un sensor que determina la edad para calcular de manera correcta las temperaturas; su precio es de 59,99€.
  • Medisana. El termómetro Medisana es excelente tanto para niños, adultos y bebés; tiene una alarma que alerta cuando detecta fiebre y puede venir para vía rectal, axilar u oral, además de esto también es aprueba de agua. El precio del termómetro medisana es 3,41€.

Cada uno de los termómetros mencionados presentan excelente calidad y los expertos los recomiendas debido a su efectividad para determinar las temperaturas y diagnosticar una posible fiebre.

Termómetro para horno

Este es uno de los tipos de termómetro de cocina y está pensado para utilizarse únicamente con las comidas horneadas, por ello este puede cubrir temperaturas bastante altas y a la vez seguir siendo capaz de ofrecer una excelente efectividad así como calidad recomendada.

Los termómetros de hornos  se concentran en medir la temperatura del aire del horno donde va integrado, su forma es en espiral y están hechos de metal, su rango de temperatura es desde 37°C hasta los 315°C. Este termómetro se puede dejar con comodidad dentro del horno mientras se utiliza, de manera que puedas asegurarte que la temperatura es justo la deseada sin ningún problema. Se usan en hornos tradicionales o los actuales hornos eléctricos.

Los termómetros para horno son ideales cuando se cocinan platillos como carne, aves y otros alimentos que necesiten una cocción específica. La función principal de este termómetro es verificar que la comida pueda llegar a la temperatura que elimine todas las bacterias y toxinas que podrían provocar alguna enfermedad de origen animal o vegetal, debido a eso, estos termómetros se vuelven un utensilio muy importante a la hora de cocinar en el horno.

Termómetro para horno

Termómetro wifi

Los termómetros con tecnología wireless, es decir, conexión wifi o Bluetooth a tu teléfono, suelen ser termómetros ambientales que te permiten conocer la temperatura de tu hogar sin importar en dónde te encuentres. Casi todos estos termómetros tienen la capacidad de medir la humedad así como la misma temperatura en tu hogar.

La mayoría de termómetros wifi poseen aplicaciones que te permiten conectarte con ella aún sin encontrarte en tu hogar; lo beneficioso de esto es que tienes la posibilidad de registrar y guardar cada dato sobre la temperatura en tu casa, de esta manera puedes llegar a tener una idea más gráfica de cuándo la temperatura está más alta y cuándo está más baja.

Si además de tener conectado tu termómetro a tu teléfono tienes otros electrodomésticos como la calefacción o el aire acondicionado, puedes utilizar el termómetro para asegurarte de acondicionar la temperatura hasta que sea la idónea, sobretodo si estás lejos de casa.

Termómetro bimetálico

Se pueden llamar termómetros de lámina bimetálica o simplemente termómetro bimetálico, se utiliza para medir temperaturas a través del uso de dos láminas metálicas de diferentes metales unidas rígidamente demostrando la temperatura con el coeficiente de dilatación. Las temperaturas altas provocarán que el termómetro se amplíe y se doble en un arco.

Se utilizan principalmente para medir la temperatura de líquidos y son bastante versátiles en lo referente a las aplicaciones que se les puede dar.

También existen termómetros bimetálicos en espiral (como en el caso de los termómetros de cocina), en ese caso, cuando la temperatura es elevada, en lugar de curvarse el termómetro terminará por desenrollarse. La manera en que el termómetro bimetálicos trabaja es a través de sus láminas, una siempre tiene mejor tamaño que la otra y es la que provoca las reacciones donde se curva o se vuelve recta.

El termómetro está conectado a un sistema que tiene agujas, las cuales apuntan el número de la temperatura que mide el termómetro.

Termómetro digital ambiental

Estos termómetros se encargan de medir temperaturas en ambientes cerrados o abiertos, es decir, pueden tener utilidad en interiores o exteriores dependiendo de las necesidades que se tengan.

Los termómetros digitales para ambientes pueden encargarse de presentarte los valores en números discretos (pueden ser configurados en Farenheit o Celsius) los cuales se presentan en una pantalla LCD que permite que puedan ser más fáciles de leer y a la vez tiene la capacidad de almacenar los datos de cada temperatura que registre de manera que se puedan utilizar posteriormente en caso de necesitarlo.

La mayoría de termómetros digitales ambientales tienen sólo dos métodos para medir temperaturas, los cuales pueden ser una sonda la cual está presente en el cable del aparato o por otro lado un termistor el cual se aloja dentro de la tapa del mismo aparato.

En cuanto a la precisión puede variar entre cada modelo y por ello se deben estudiar las aplicaciones que pueden tener cada una de las características que ofrecen los diferentes modelos de termómetros digitales para ambientes.

Termómetro piscina

Los termómetros para piscina son una tecnología que ha avanzado con el paso de los años para lograr que las temperaturas de las piscinas se puedan controlar, bien sea cuando es invierno y el agua se encuentre mucho más fría de lo acostumbrado o si por el contrario esta demasiado caliente para tu agrado. El termómetro de piscina es una opción viable para mantener en el margen la temperatura de tu piscina.

Los termómetros de piscina simplemente necesitan un contacto directo con el agua para determinar su temperatura; existen dos tipos esenciales de termómetros para piscina, los analógicos que trabajan como un termómetro regular y por otro lado los digitales que funcionan con energía y tienen funciones algo más avanzadas.

Algunos termómetros se colocan en la superficie de la piscina mientras que otros van colocados al fondo apenas a unos centímetros del suelo, este último se controla a través de un dispositivo inalámbrico para recibir las lecturas de temperatura.

Termómetro infrarrojos bebé

Para calcular la temperatura de los infantes los termómetros infrarrojos por lo general se utilizan principalmente en la frente y los oídos; este lee la energía infrarroja y te da un resultado dependido de ella, en los oídos se calcula a través del tímpano y en la frente se capta la energía que emite esa zona del cuerpo.

Ambos tipos de termómetros ofrecen seguridad al niño; en el caso de los termómetros de oído la sonda que se utiliza posee una anchura que no le permite llegar al tímpano y dañarlo accidentalmente; por otro lado, para las mediciones de temperatura en la frente son hechas a distancia e igualmente brinda buenos resultados.

En cuestiones de fiabilidad, en ocasiones no dan la temperatura exacta al utilizarlo en los oídos, esto puede deberse a la presencia de cera que según los mismos fabricantes de muchos de estos termómetros afecta la medición exacta de la temperatura. Lo más recomendable en cuestiones de calcular la temperatura es hacerlo a 5 cm de la frente, de esta manera el resultado es casi exacto (solo puede variar por 2 décimas de grado) y se puede determinar cuándo el niño tiene o no fiebre.

Termómetro electrónico

Los termómetros electrónicos ofrecen una opción viable y sin riesgos, brindan una medición precisa de tu temperatura corporal de manera eficaz y rápida. Ya que no hay mercurio en el interior de estos termómetros, la intoxicación por una ruptura no es posible, debido a esto los termómetros eléctricos son una opción perfecta bien sea para uso doméstico o profesional.

Estos termómetros poseen una pantalla en la cual pueden leerse las temperaturas que mide, además de esto tiene la capacidad de guardar el registro de las últimas temperaturas y da un aviso en los casos donde alcanza temperaturas mucho más altas; también, se consideran precisos y para nada lentos.

Los termómetros digitales además ofrecen un rango de medición desde los 32°C hasta los 44°C, de esta manera pueden medir temperaturas tanto de fiebre común como en casos de hipotermia.

Teniendo ya presentes la gran gama de termómetros disponibles en la actualidad, cuáles son mejores para los más pequeños y los precios del modelo más innovador del mercado (los termómetros digitales), ya puedes darte cuenta y tener el conocimiento de cuál de ellos necesitarás en cada caso, porque siempre podrá ser uno diferente el que realmente te vaya a dar buenos resultados para lo que buscas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies