julio 9, 2020
Propipeta

Propipeta

La propipeta es un instrumento altamente importante dentro de cualquier laboratorio, y es que antes de que el mismo existiera, los problemas no faltaban en cuanto a la salud de los científicos y ayudantes que llevaban a cabo los procedimientos. Esto se debe a que esta es una pieza que se adjunta con la pipeta para lograr la absorción de cualquier sustancia, lo que en momentos anteriores se llevaba a cabo con la boca.


Hoy en día, es tomada en cuenta como una pieza valorada, necesaria y fundamental en cualquier experimento, ya que además de prevenir los problemas de salud, genera medidas más exactas, lo que al mismo tiempo regala resultados óptimos y seguros.

Sus características, funciones y especificaciones, generan que la propipeta sea una de las piezas más llamativas dentro de cualquier laboratorio. A lo largo de este artículo analizaremos cada una de ellas.

Propipeta

¿Qué es la propipeta?

Tal vez el nombre de propipeta parezca extraño en algunas ocasiones, ya que de forma común suele ser mejor conocida como un bulbo de succión, lo que en líneas básicas define de qué se trata este elemento. En sí, la propipeta cuenta con tres vías a través de las cuales se movilizan las sustancias.

Para que logre funcionar, debe ser colocada en la zona superior de la pipeta con el fin de que la misma genere la succión sin necesidad de que el cuerpo humano tenga contacto con las sustancias. Es necesario resaltar que en épocas anteriores esta succión surgía de forma directa de la boca de los científicos, lo que producía problemas de salud ya que comúnmente las sustancias a estudiar suelen ser tóxicas e irritantes.

Cada válvula es capaz de llevar a cabo un proceso, de modo que no todas succionan o liberan, sino que funcionan en conjunto hasta alcanzar las medidas necesarias para los procesos experimentales que se estén llevando a cabo.

Características de la propipeta

A pesar de que se trata de un elemento básico y de una pieza que a simple vista parece común, la realidad es que la misma cuenta con un gran número de características que generan que la propipeta sea un elemento necesario y funcional dentro de los procesos experimentales.

Las principales características de la propipeta, son las siguientes:

  • El material con el cual se crean estos instrumentos, es una goma que se caracteriza por ser altamente resistente a cualquier tipo de sustancia y temperatura, lo que produce que funcione en cualquier proceso. Sin embargo, al mismo tiempo es una goma suave que permite su uso sin demasiada fuerza.
  • Su forma no es estándar, ya que se le observan en dos de ellas. La más común es la que se observa con forma de bulbo, mientras que en ocasiones más especiales, se utilizan bajo su forma de lapicero.
  • En el modelo de lapicero, la propipeta cuenta con una rueda que permite la succión.
  • Cada válvula dentro de la propipeta de bulbo, cuenta con un sistema de bolas de pequeño tamaño, creadas en vidrio resistente, lo que permite que la zona se selle e impida el paso de las sustancias.
  • Su tamaño sí es estándar: 10 centímetros de diámetro es lo más grande que se le ha observado, lo que genera que sea un instrumento cómodo de utilizar.
  • Las propipetas solo sirven cuando se colocan sobre la pipeta, de otro modo no funcionan.

Las características anteriores nos confirman que la propipeta es tan solo un anexo que se le agrega a la pipeta, por lo que sin la misma, no podría cumplir su función de succión y medición.

Propipeta

¿Cómo funciona la propipeta?

La propipeta cuenta con dos tipos de funcionamientos ya que cuenta con dos modelos que trabajan de forma distinta. En el caso de la propipeta de bulbo, la misma cuenta con tres válvulas en donde cada una de ellas cuenta con una función específica, mientras que la propipeta de lapicero cuenta con otras especificaciones.

Propipeta

Desarrollando el funcionamiento de la propipeta de bulbo, hemos de destacar que sus válvulas cuentan con letras específicas que nos ayudan a establecer las diferencias entre ellas. La válvula A, es aquella que permite que el aire sea expulsado del instrumento, la válvula S es aquella que permite la succión de la sustancia y la válvula E, es aquella que permite la expulsión de dicha sustancia. Si las dos anteriores se aprietan de forma conjunta, la propipeta expulsa cualquier residuo de sustancia que haya quedado dentro de la misma.

¿Para qué sirve la propipeta?

Como ya hemos explicado en apartados anteriores, la propipeta es un instrumento de seguridad que impide que la succión desde la pipeta sea llevada a cabo desde la boca de cualquier científico que esté llevando a cabo el procedimiento, ya que de esta forma la medición es poco precisa y en ocasiones las sustancias son tan tóxicas, que generan problemas de salud en quienes mantienen el contacto con las mismas.

Su importancia radica en la facilidad, precisión y seguridad que propicia el instrumento, ya que las mediciones tienden a ser perfectas, la seguridad se mantiene siempre al margen y su facilidad de uso agiliza siempre los procedimientos. Además, es necesario destacar que gracias al hecho de poder mantener las sustancias dentro del elemento gracias a su sistema de sellado, los procesos se agilizan, ya que con ello se pueden transportar las sustancias a recipientes separados de la pipeta.

¿Para qué se usa la propipeta?

Las propipetas son instrumentos de laboratorio que se observan en una gran cantidad de ellos, independientemente de que sean laboratorios de química, biología o demás, ya que en cualquier de ellos en los que se utilicen pipetas, estos elementos harán acto de presencia.

En sí, se utilizan para la succión y medición de sustancias de cualquier tipo, aunque por lo general suelen ser utilizados con sustancias tóxicas, radioactivas, nocivas para la salud e irritantes, ya que por lo general se evita que estas muestras hagan contacto con otros ambientes.

Propipeta

En los laboratorios de secundaria y escuelas también suelen ser observadas ya que acompañan a las pipetas a ser analizadas por los estudiantes, con la diferencia de que no suelen ser utilizadas en este ámbito con sustancias nocivas de ningún tipo.

Hoy en día, además de utilizarse para la succión de estas sustancias, se utilizan en gran medida en otras áreas de la producción, como el sector industrial y cosmético, ya que ayudan a medir sustancias destinadas a la creación de productos de todo tipo.

Tipos de propipeta

Además de los principales tipos de propipetas que mencionamos con anterioridad, existen otros que se diferencian gracias a sus modos de funcionamiento y seguridad, ya que si bien las de bulbo y lapicero son las más populares, a partir de las mismas han estado surgiendo otros modelos que cumplen con las mismas funciones de forma mejorada.

Los principales tipos de propipeta que existen hoy en día, son los siguientes:

Propipeta de bulbo.

De este tipo de propipeta ya hemos hablado, es la más básica, popular y utilizada de todas ya que es sencilla de utilizar, sus funciones son específicas y sus resultados son precisos. Es aquella que cuenta con las tres válvulas mencionadas y sus resultados tienden a ser óptimos.

Propipeta tipo lapicero.

Este es el modelo de propipeta que más ha resaltado hasta ahora por su modelo simple, delgado y fácil de utilizar. Lleva este nombre ya que su forma es similar a un lapicero, de modo que puedes sujetarlo como tal y trabajar con una sola mano sin problemas. Su resistencia es increíble y cuenta con colores que permiten llevar la medición más exacta de las sustancias.

Propipeta mecánica.

La propipeta mecánica es aquella que funciona de forma simple y convencional, de modo que todo queda de parte de quien está llevando a cabo el proceso. Es importante tener en cuenta que al hacer uso de este instrumento, la precisión dependerá de quien esté haciendo la medición.

Propipeta automática.

A diferencia del modelo anterior, esta propipeta es aquella que se caracteriza por contar con un sistema automatizado que funciona de maravilla en cuanto a sus resultados, y es que en su parte interior cuenta con un elemento que genera la regularización de velocidades, lo que permite una succión más exacta de las sustancias. Por otro lado, cuenta con un filtro que impide que la medida necesaria se sobrepase en el proceso de succión. Al tratarse de un instrumento automático, hace uso de baterías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies