abril 4, 2020
Portaobjetos de Laboratorio

Portaobjetos de Laboratorio

El portaobjetos de laboratorio es una de las piezas más populares, especiales y utilizadas dentro de cualquier laboratorio de investigación, especialmente porque la misma cuenta con una forma pequeña y llena de utilidad dentro de procesos experimentales. De acuerdo con los expertos, esta pieza es una de las más pequeñas dentro de los instrumentos utilizados en laboratorios.

Además, es necesario conocer para qué sirve, en qué se basa y cómo funciona, ya que a pesar de ser simple, cuenta con grandes utilidades, volviéndose así una de las piezas de mayor importancia dentro del marco de la observación y del análisis de muestras.

Portaobjetos de Laboratorio

¿Qué es un portaobjetos de laboratorio?

Para definir mejor de qué se trata este instrumento, hemos de hacerlo describiendo el portaobjetos de laboratorio como una lámina delgada, transparente y pequeña sobre la cual se deben colocar las muestras que se quieren estudiar, especialmente cuando se trata de aquellas que contienen bacterias y tejidos. Sin embargo, esta lámina no funciona sola ya que para lograr su cometido, debe ser utilizada junto a un microscopio con el fin de analizar a gran escala todo lo que contiene el instrumento.

Es importante tener en cuenta que su uso es profesional, ya que el material en el cual se encuentra creado es capaz de causar daño físico si se utiliza de un modo incorrecto, además de que para lograr un resultado correcto, es necesario que las muestras se sellen de modo que no se desplacen.

Características del portaobjetos de laboratorio

No cualquier lámina de pequeño tamaño debe ser considerada un portaobjetos de laboratorio, especialmente porque este instrumento en particular cuenta con características específicas que producen que el mismo sea diferenciado rápidamente de otros.

Las principales características del portaobjetos de laboratorio, son las siguientes:

  • El portaobjetos de laboratorio es una lámina transparente sumamente delgada que cuenta con una forma rectangular, generalmente siempre del mismo tamaño: 75 mm x 25 mm.
  • Sus productos de fabricación son el vidrio, el plástico resistente y el borosilicatado, lo que juntos crean una lámina fuerte y sólida.
  • Por lo general no llegan solas, ya que para que la muestra logre mostrarse como debe ser, necesita ser sellada, de modo que el portaobjetos de laboratorio viene acompañado de un cubreobjetos.
  • Es necesario que estos instrumentos se mantengan siempre en lugares secos, sin humedad, ya que esto influye por completo sobre la observación de las muestras.

Debe ser colocado sobre la platina de los microscopios para su completo análisis. Por lo general, suele ser confundido con el cubreobjetos, a pesar de que los dos trabajan juntos pero sus especialidades tienden a ser distintos.

¿Cómo funciona el portaobjetos de laboratorio?

A diferencia de muchos otros instrumentos de laboratorio, el portaobjetos se caracteriza por contar con una funcionalidad aplicada muy simple y básica, requiriéndose siempre de la mano del hombre ya que se basa en colocar la muestra sobre el mismo, para luego ser sellada con el cubreobjetos y finalmente ser colocada sobre la platina del microscopio.

Es necesario que la muestra se coloque sobre la lámina en cantidades no demasiado grandes y con mucho cuidado de que esto no se desplace, así como también es necesario mantener cuidado a la hora de sellarla. Una vez que se coloque el portaobjetos sobre la platina del microscopio, esta debe ser sujetada con los ganchos que se hallan a los lados del instrumento, ya que de otro modo pudiese ocurrir un desplazamiento de la lámina y la muestra se perdería.

Portaobjetos de Laboratorio

Existe también otra forma de colocar la muestra sobre el portaobjetos, la cual se denomina como montaje en fresco (el proceso anterior es conocido como montaje en seco), y se basa en colocar la muestra sobre la lámina e hidratarla con el líquido pertinente. Cada experimento y tipo de muestra dividirá el tipo de montaje que se vaya a utilizar.

¿Para qué sirve el portaobjetos de laboratorio?

Como ya hemos dejado claro en el apartado anterior, el portaobjetos es una lámina que se emplea básicamente para observar muestras bajo el lente profundo del microscopio, por lo que se toma en cuenta como simplemente un soporte de muestras. Sin embargo, es importante resaltar que el mismo evita cualquier tipo de desplazamiento en la muestra y por ende, genera el comienzo de diversos estudios, investigaciones y procedimientos importantes.

https://www.youtube.com/watch?v=84WNT1zk3tYhttps://www.youtube.com/watch?v=84WNT1zk3tY

Sus resultados son perfectos siempre que se utilice de la forma correcta, por lo que se recomienda que sea un profesional quien coloque las muestras sobre la lámina. De forma común, estos instrumentos son utilizados en diversos laboratorios, incluyendo aquellos que se encuentran en institutos educativos.

¿Para qué se usa el portaobjetos de laboratorio?

A pesar de que el portaobjetos de laboratorio es una lámina y su uso es bastante particular, el mismo no se limita tan solo a un tipo de experimento, ya que es tan versátil como pocos instrumentos hoy en día, y es que funcionan de maravilla dentro de diversos ámbitos como la biología, la química y el área medicinal.

Portaobjetos de Laboratorio

Para ser más precisos, en cualquier laboratorio en el cual se hagan observaciones a través de un microscopio, las láminas son necesarias para lograr el análisis de las muestras. Incluso, en el ámbito médico son utilizadas en todo momento ya que son las utilizadas para analizar muestras de sangre. Tras entender esto, se establece entonces que los usos del portaobjetos de laboratorio no tienden a limitarse en ningún momento y se utilizan siempre que sea necesario estudiar alguna muestra, sea cual sea la misma.

Tipos de portaobjetos de laboratorio

A pesar de que se considera imposible que los portaobjetos de laboratorio sean diferentes y se puedan clasificar en tipos, en realidad esto sí ocurre ya que su sencillez no lo limita a una misma estructura. Desde que se creó la prima lámina, hasta hoy, los cambios han ido surgiendo por mínimo que se cataloguen, por lo que se establece cierta variedad.

Portaobjetos de Laboratorio

Los principales tipos de portaobjetos de laboratorio, son los siguientes:

Portaobjetos de plástico.

Tal como nos lo indica su nombre, este tipo de portaobjetos de laboratorio se encuentra creado en un material de plástico completamente resistente ya que el mismo necesita soportar las muestras que se coloquen sobre él. Tienden a ser utilizados de forma común en laboratorios estudiantiles para evitar que se rompan.

Portaobjetos de vidrio.

A diferencia del anterior, este portaobjetos es creado en vidrio totalmente transparente, con el fin de la calidad de sus resultados sea mayor. Tienden a ser mejor conocidos como portaobjetos de cristal ya que el material se asemeja en gran escala.

Portaobjetos de vidrio borosilicatado.

A pesar de que este tipo de lámina se asemeja al anterior por tratarse de vidrio, este cuenta con la característica especial de estar creado con elementos distintos, lo que promete más calidad, desempeño, resultados y durabilidad.

Los portaobjetos de laboratorio también pueden clasificarse de acuerdo con su especialización, por lo que se encuentran los siguientes tipos:

Portaobjetos estándar.

Este tipo de portaobjetos tiende a ser el más común de todos, ya que cuenta con una forma rectangular que se adapta a cualquier microscopio y ayuda a analizar cualquier tipo de muestra que se desee. Son los más básicos y sus costos tienden a ser accesibles.

Portaobjetos con cavidades.

Este tipo de lámina se caracteriza por ser más gruesa que la anterior, especialmente porque su uso se destina mayormente al estudio de materiales en suspensión.

Portaobjetos con líneas de color.

Así como nos lo indica su nombre, y pese a que no es completamente transparente como lo normal, estos portaobjetos son aquellos que cuentan con algunas bandas a color que se destinan al análisis de objetos en cromatografía.

Portaobjetos especial.

Estas son láminas que se consideran especiales ya que las mismas cuentan con ciertas características específicas que lo determinan como directos para procedimientos de muestras gruesas.

Portaobjetos de diagnóstico.

Así como nos lo indica su nombre, este tipo de lámina es aquella que se utiliza para analizar muestras en el área de salud, ya que sobre las mismas se colocan aquellas que contengan anticuerpos y cualquier otro tipo de elemento que produzca una patología específica.

Portaobjetos con banda mate.

Finalmente, se encuentra al tipo de portaobjetos que cuenta con una banda mate, tal como nos lo dice su nombre, es uno de los extremos de la lámina, con el fin de que el análisis de las muestras sea más detallado y específico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies