julio 6, 2020
Cristalizador

Cristalizador de laboratorio

El cristalizador es un instrumento de laboratorio que por lo general se emplea tanto en la química como en la biología; está hecho con vidrio de borosilicato que también puede recibir el nombre comercial de Kimax, Pyrex o Duran, los cuales suelen ser mucho más conocidos.

La función principal de los cristalizadores es el proceso que lleva hacia la cristalización del soluto de una solución, o incluso para la esterilización de ciertas soluciones.  Asimismo, el cristalizador es un recipiente de base ancha, entre los 8 y 30 cm de diámetro y de baja estatura; dicha forma asegura una mayor eficiencia para la evaporación de la solución, además de que son cilíndricos y poseen un borde fundido, el cual también resulta ser muy útil, sobretodo en aquellos con un pico.

Cristalizador

Tipos de cristalizador y sus dimensiones

Cristalizador sin pico

Este se puede utilizar para el almacenamiento de las soluciones y la cristalización en sí. Sus dimensiones tienden a ser mayores, pueden rondar desde una capacidad de 150 ml hasta los 7000ml, pero se pueden encontrar también con capacidad de 500ml, 1500ml, 4000ml, entre otros. Su altura puede variar entre los 4 cm hasta los 15 cm.

Cristalizador con pico

Ya que estos poseen dicho pico, son ideales para verter los líquidos a otros recipientes. Su función principal es la esterilización por la facilidad que ofrece el pico en cuestión de que al terminar de utilizarlo se puede traspasar su contenido sin riesgo de sufrir un derrame. Sus dimensiones son mucho menores que las del cristalizador sin pico, siendo su mínima capacidad de 250ml, 500ml, 1000ml y su máximo de 1500ml. Su altura ronda desde los 5 cm hasta los 9 cm.

Funciones del cristalizador

El cristalizador está elaborado con un material altamente resistente frente a factores tan diversos como pueden llegar a ser los cambios de temperatura, el contacto prolongado y constante con ácidos, así como la capacidad de soportar diferentes elementos químicos sin importar su nocividad o contaminación y una mínima dilatación hacia el calor, lo que resulta ser de gran utilidad para poderlo utilizar en diversos procesos.

Gracias a todas estas funciones, el cristalizador se puede utilizar para diferentes procedimientos, bien sean propios de la química o la biología, veámoslo a continuación:

Evapora el líquido de una solución, facilitando que el soluto se cristalice; este proceso resulta ser muy usado inclusive en alimentos que se consumen diariamente, tales como el chocolate, los helados, la azúcar y la sal marina, simplemente que se les realiza a una mayor escala.

– Se puede utilizar para una esterilización en seco o a vapor; este proceso se realiza para lograr en los microorganismos un ejemplo equivalente al horneado, pues al verse expuestos a altas temperaturas se cambian sus proteínas debido a la oxidación. Es recomendable que este proceso se realice con el método de aire caliente en los cristalizadores de laboratorio.

– Otra manera en la que se puede utilizar es como tapa o contenedor, por lo general de soluciones que ya hayan sido cristalizadas anteriormente en dicho instrumento.

– También resulta útil en ocasiones donde es necesario verter las soluciones luego de haber sido tratadas. En este caso se debe usar exclusivamente el cristalizador de pico y hay que manejar con cuidado las sustancias.

– Se debe destacar también su capacidad para contener soluciones con alta carga contaminante o bien sean aquellas que poseen una concentración alta de materias primas, todo ello por la ya tratada resistencia del material.

Modo de empleo del cristalizador

La forma de utilizar el cristalizador de laboratorio es muy sencilla, ya que se emplea casi exclusivamente para poder lograr el secado y cristalización de los sólidos que puedan estar presentes en cualquier solución; su forma cilíndrica y su base plana buscan ofrecer una óptima y mayor evaporación de dichos solventes.

Si bien, también ofrece una función de almacenamiento de diversas sustancias que se agradece, ya que ninguna de estas sustancias, sean almacenadas antes o después del proceso químico que se disponga, causan daños al recipiente.

Cristalización

La cristalización es un proceso químico que se ha ido perfeccionando a lo largo de los años. Su base es la utilización de gases a altas o bajas temperaturas que pueden cambiar las moléculas, iones o átomos de un líquido o disolución, formándose entonces un enlace con forma de red el cual va a terminar generando la base de un cristal como se lo conoce comúnmente. Este proceso se ve muy presente en la purificación de sustancias sólidas.

Esterilización

Su función principal es eliminar o matar los microorganismos que contaminen una sustancia y una vez que el proceso se lleve a cabo, no es posible que se vuelva a contaminar. Usando un cristalizador de laboratorio este proceso se logra con el calor y se utiliza en sustancias que tengan un alto contenido de proteínas como pueden ser los cloroplastos o materiales metálicos o reflectantes.

Cristalizador

Ejemplo de la cristalización

Un ejemplo de cristalización muy claro es un experimento con sal, en el cual se debe llenar el cristalizador con agua caliente hasta alrededor de la mitad de su capacidad. Luego se debe agregar sal al agua y disolver la misma con una cuchara, de manera que no permanezcan restos y el agua se encuentre saturada. En ese momento debemos introducir un frasco de menor tamaño pero más alto que el cristalizador dentro del otro y en la parte superior se debe colocar un lápiz con un cordel atado a la mitad y que tenga un clip en el extremo; una vez hecho eso debemos esperar a que el agua se enfríe.

Cuando el agua se haya enfriado, en el clip se habrá formado un cristal de sal, el cual sube por el cordel hasta el lápiz; este es sin  duda el ejemplo más común de la cristalización.

Los cristalizadores de laboratorio resultan ser herramientas muy útiles, las cuales pueden ser implementadas para diferentes funciones debido a la calidad de su material, el cual resulta ser muy eficiente para procesos con implicación de calor o frío, lo que lo convierte en un implemento necesario en cualquier laboratorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies