noviembre 29, 2020
Plomada para medir

Plomada para medir, ¿Cuál comprar y cómo usarla?

La plomada para medir suele ser una pesa elaborada con plomo, aunque puede ser fabricada con cualquier otro metal de similar densidad. Tiene una forma de cilindro o prisma, mientras que su parte inferior tiene forma de cono. La parte superior suele tener un agujero del cual emerge un hilo o cuerda desde donde pende la plomada de forma vertical.

Esta plomada también puede ser llamada sonda náutica, siendo que determina la profundidad en un cuerpo de agua; mientras que en la arquitectura (la otra área donde se la utiliza) tiene el papel de designar la verticalidad de una superficie.

Principales usos de la plomada para medir

Utilizando la gravedad como principal aliado, la plomada se puede encargar de determinar qué cosas son realmente verticales en una construcción, siendo empleada mayormente con paredes, muros y otro tipo de superficies que requieran este tipo de comprobación.

Al determinar lo vertical que es una pared o muro, se comprueba qué tan estable es y si distribuye el peso de la manera correcta en la estructura, asegurando además que dicha construcción pueda ser precisamente igual al plano y/o modelo a escala realizado sobre el resultado que se espera obtener.

El uso de la plomada es muy importante, marcando una diferencia entre el colapso de una estructura y su plena resistencia. Si no se realiza la comprobación con la plomada, se corre el riesgo de que la pared, muro o cualquier superficie termine por ceder al no contar con una correcta distribución del peso ni la resistencia necesaria.

Por otro lado, cuando se utiliza en su papel de sonda náutica, la plomada se vale de su peso (por lo general considerable), para llegar al fondo del cuerpo de agua, mientras se sostiene su hilo en la superficie. Cuando la plomada toca el fondo, se puede sentir una ligera vibración en la cuerda, dando señal de que se puede marcar el punto donde se llega al fondo para medirlo con precisión.

En este ámbito, la plomada elimina la inexactitud e ineficacia, ya que su peso permite que la gravedad la empuje hasta el fondo sin ser empujada o jalada por la corriente.

Partes de la plomada para medir

La plomada cuenta con tres partes específicas e invariables, las cuales son:

Plomada para medir

Peso

Tiene un peso de 500 gramos exactos, siendo fabricada de plomo, bronce o acero mayormente, para asegurar que sea compacta pero pesada. Tiene forma de cilindro o prisma en muchos casos y su parte inferior se asemeja más a un cono o pirámide (lo que es ideal cuando se utiliza como sonda marina).

Tiento, hilo o cuerda

Este es el cordel que sostiene el peso. Es el encargado de que el peso pueda pender, sujetándolo en un agujero o ranura en la parte superior de la plomada. Su largo puede variar, siendo incluso en el caso de la sonda náutica, lo suficientemente largo para dar una medida de varios metros.

Nuez

Se ubica en la parte superior del peso, teniendo el mismo diámetro que este, aunque es fabricada con metal magnético o madera. En esta parte se ubica el agujero o ranura que conecta el cordel al resto de la plomada.

Calibrar la plomada para medir

Previo a que sea utilizada, la plomada debe ser calibrada para asegurar la exactitud y precisión en los resultados que se obtengan. Lo primero para la calibración es comprobar que la ranura o agujero del tiento tenga el mismo tamaño que este mismo; esta comprobación asegura que se eviten pequeños errores y variaciones de los resultados.

En alguna cara de la nuez debe pegarse un suplemento de entre 1 y 2 milímetros, con eso se consigue una ligera separación del peso para tomar una medida. Si el péndulo llegara a pegarse, el resultado sería equivocado, sucediendo lo mismo si se aleja más de la cuenta.

Se debe comprobar que tanto la nuez como el peso compartan el mismo diámetro; mientras ambos se encuentren perfectamente alineados, los resultados que se obtengan serán precisos; cuando esto no es así y están desalineados, por pura inercia la plomada empieza a girar sobre su tiento provocando que sus fibras se separen.

Puedes comprobar la calibración de la plomada previo a usarla, solucionando cualquier imprevisto e inconveniente que pueda presentar antes de hacerlo.

 

¿Cómo usar la plomada?

Aunque el proceso para usar la plomada parezca sencillo y no requiera demasiado esfuerzo, es necesario seguir los siguientes pasos para asegurar un buen resultado.

  1. Estirar el tiento y soltarlo de la nuez.
  2. Soportar la nuez sobre la superficie que vaya a aplomarse (muro, pared, etc).
  3. Deslizar el tiento hasta que la plomada se encuentre en el punto más bajo de la superficie, dejando que se balancee libremente (hay que considerar que el suplemento que separa el peso y la nuez determinará la precisión; más separación es mayor exactitud en el resultado que se obtendrá).
  4. Cuando el peso deje de balancearse se compara su posición para tener un resultado del aplomado.
  5. El resultado es correcto cuando la plomada se encuentra apoyada sobre el objeto sin llegar a tocarlo de manera directa (con un milímetro de separación más o menos), significando que la superficie es completamente vertical.
  6. Si la plomada está más alejada de la superficie, debe corregirse su posición, acercándola a la pesa, siendo lo contrario cuando la plomada se apoya completamente sobre esta.

Tipos de plomada para medir

La variedad de plomadas viene a definirse en función de su peso, aunque no cuentan con categorías explícitas.

En primer lugar se definen las plomadas según el ámbito en que se utilizan y sus materiales, siendo las más pequeñas de entre 30 y 40 gramos, mientras que las más grandes se ubican entre los 400 y 600 gramos.

El tipo más pequeño suele ser empleado en la medicina (fisioterapia y osteopatía), mientras que las de mayor dimensión son utilizadas en construcción y navegación. Cabe destacar, que todos los modelos de plomadas son muy accesibles, independientemente de sus características.

Las plomadas para medir son un elemento bastante importante en la arquitectura y construcción, razón por la que saber manejarla de la manera correcta, así como el tipo que se recomienda más para estas áreas, marca una diferencia en cualquier trabajo y el desempeño de este.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies