diciembre 3, 2020
medidor decibelios

Medidor de Ruido, ¿Qué es y cómo elegirlo al mejor Precio?

Actualmente nos encontramos en una sociedad donde se le presta más atención a las cosas que nos afectan a simple vista, sin tomar en cuenta otras que, aunque no son palpables, han venido afectando a un importante número de personas, como por ejemplo, la acústica la cual se considera como un tipo de contaminación.

Por este motivo, cada día aumentan la cantidad de empresas y administraciones que se han ocupado en implementar medidores de ruido, el cual será el tema a tratar a continuación. Y es que todos vivimos rodeados de ruidos, pero hay niveles tan altos que terminan perjudicando a quienes son sometidos a estos.

medidor decibelios

¿Qué es un medidor de ruido?

Es un instrumento que se utiliza como bien lo indica su nombre, para medir la intensidad o el nivel de ruido presente en un determinado lugar. El sonómetro es el medidor de ruido por excelencia, el cual data desde el año 1830 aproximadamente. La unidad expresada para medir la intensidad del ruido es el decibelio.

Es importante descartar que, según la Organización Mundial de la Salud, el nivel de ruido que el oído humano es capaz de tolerar sin alterar la salud es de 55 decibeles. Este nivel sonoro dependerá por supuesto de ciertos factores como el tipo de ruido, la distancia a la que se encuentre expuesta la persona a la fuente del sonido, y el tiempo que dure expuesta al mismo.

Los medidores de ruidos se pueden usar en diferentes ambientes, como por ejemplo para medir el ruido de los quemadores en las instalaciones de calefacción, en las maquinarias dentro de las industrias o talleres, en eventos; así mismo, como en el caso que se presenten quejas dentro de una zona residencial, se podrán medir los valores básicos para evitar daños o perjuicios.

Importancia del uso de un medidor de ruido

El hecho de estar expuestos al ruido diariamente es algo normal en la vida de toda persona, sin embargo, cuando la intensidad del ruido es elevada y la duración a la que se expone una persona a altos niveles de ruido es prolongada, termina por perjudicar la salud no solo a nivel auditivo, sino al resto de nuestro cuerpo. Esto se debe a que puede desencadenar problemas como el estrés, agresividad, insomnio, entre otros.

Por esta razón, es importante el uso de los medidores de ruido, para saber con exactitud el nivel de ruido presente en una zona determinada y saber si puede ocasionar o no un daño al sistema auditivo. Una vez se haya obtenido los valores exactos, se pueden tomar las medidas necesarias para minimizar la emisión del ruido. 

Como se indica anteriormente, el nivel de ruido puede perjudicar la salud de las personas, independientemente de la fuente sonora; ya que, si el ruido proviene de máquinas, de aparatos, o simplemente de voces humanas, no marcará ninguna diferencia.

Según estudios, el nivel de sonido apto para el oído humano va en un rango aproximado de 55 a 85 decibeles, sin embargo, esto varía de acuerdo al entorno donde se encuentre la persona, ya que si por ejemplo el medidor de ruido indica 70 decibeles (dB) en una planta de fabricación mecánica, el valor se considera que es mínimo;  y por el contrario, si este mismo valor se presenta en unas oficinas, seria alarmante, ya que en este tipo de entorno se considera que sería un valor extremadamente alto; en este tipo de acciones es donde radica la importancia del uso de un medidor de ruido.

Tipos de sonómetro

Actualmente existen tres tipos de sonómetros, que son:

  • Sonómetro de clase 0. Son usados únicamente dentro de los laboratorios para obtener niveles de referencia.
  • Sonómetro de clase 1. A través de este se permite realizar el trabajo de campo con exactitud y de manera minuciosa.
  • Sonómetro de clase 2. Con este tipo de medidor, se lleva a cabo mediciones generales en los trabajos de campo.
  • Sonómetro de clase 3. Se considera que este es el de menor precisión ya que por medio de él se permite obtener mediciones aproximadas, por ende, se suele usar solo para realizar reconocimientos.

Existe otro tipo de medidor de ruido que no entra dentro de esta clasificación porque es un derivado del sonómetro; este es el dosímetro, el cual ofrece un nivel de presión acústica (que es la función que realiza el sonómetro) tomando en cuenta el tiempo de exposición. El dosímetro generalmente se utiliza para calcular los peligros a la exposición de sonidos intensos como porcentaje de tiempo máximo permitido en una jornada laboral de 8 horas.

Partes que conforman un medidor de ruido

Independientemente del tipo de medidor de ruido que se estudie, todos cuentan básicamente con las siguientes partes:

  • Micrófono. Por medio de este se convierte las variaciones de presión sonora en variaciones que equivalen a señales eléctricas. Generalmente todos cuentan con una respuesta de frecuencia de 8 Hz (hercio) a 22 kHz (kHz significa el hercio o Hertz, que es la unidad de frecuencia según el sistema internacional de unidades).
  • Circuito. Por medio de este se procesa cualquier señal que sea emitida.
  • Unidad de lectura. Es donde se registran las mediaciones tomadas en tiempo real. Pueden ser pantallas tipo LED, pantalla digital o vúmetro (es un dispositivo presente en los equipos de audio, donde se indica el nivel de señal expresado en unidades de volumen; también conocido como indicador de volumen).
  • Conector Jack. Generalmente está situado en el lateral, es una especie de salida cuya función es ser conectado con un osciloscopio; este último es una herramienta que permite realizar visualizaciones electrónicas expresadas en gráficas.

Además de estas partes, todo medidor de ruido posee una serie de accesorios como calibradores, trípodes, pantallas antiviento, extensores, fuentes de alimentación, maletas de transporte y filtros.

medidor de ruido

Una vez llegado gasta aquí se puede observar la importancia de implementar este tipo de instrumentos para la conservación del medioambiente, medios y sitios de trabajo, con el fin de salvaguardar la salud física y emocional de las personas, evitando que estos sean expuestos a niveles acústicos elevados y no permitidos; tomando en cuenta que la mitad de los casos de pérdida de audición a nivel mundial pueden evitarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies