septiembre 21, 2020
qué termómetros usar

Tipos de termómetros, ¿Cuál elegir en cada caso?

Existen diversos tipos de termómetros: tradicionales, infrarrojos y digitales, por solo nombrar algunos. Cada modelo funciona de una forma diferente, pero tienen el mismo objetivo. Entonces, ¿cuál elegir? la respuesta superficial a esa pregunta es: ‘dependiendo’, aunque las verdaderas razones son más interesantes y valen la pena conocer a detalle.

Si estás buscando un termómetro para tu hogar o espacio de trabajo, pero no sabes cuál elegir entre la marea de opciones, has llegado al lugar correcto. Te explicaremos cuáles son los más populares, cómo funcionan y finalmente su uso teniendo en cuenta cada escenario. Quédate con nosotros porque esta información te ayudará a tomar una buena decisión.

¿Qué son los termómetros?

Antes de siquiera ir a la tienda a adquirir un termómetro, debes saber qué es lo que estás comprando. La definición es sencilla de entender, pero suele haber confusiones en las nociones específicas. Concisamente, se trata de un instrumento doméstico e industrial usado para medir la temperatura.

tipos de termómetros

Esta herramienta de medición ha evolucionado a través del tiempo, cambiando significativamente la mecánica de evaluación de la temperatura y sus materiales. Volviéndose más eficiente, ergonómico y sencillo de manipular incluso para quienes no posean conocimientos sobre medicina o aparatos electrónicos.

¿Qué termómetro comprar?

Ya ha llegado el momento. Vas a comprar un termómetro a la tienda física o electrónica para tu hogar o empresa. Pero, ¿qué modelo escoger? Bueno, existen diversas marcas, estilos y modelos.

Nosotros te recomendamos que revises el siguiente listado de termómetros en stock, donde podrás conocer detalladamente un conjunto de dispositivos de acuerdo a su uso, ventajas y desventajas.

Es una guía completa sobre diversos tipos de termómetros, sencilla de leer, enfocada en las necesidades de los usuarios a la que tienes que acceder si tienes dudas y quieres algo específico.

Tipos de termómetros existentes

El instrumento ha cambiado positivamente para adaptarse a cualquier tipo de situación. Dado que el cuerpo humano no es el único cuerpo que necesita ser medido, se crearon diversos dispositivos de acuerdo a la naturaleza del uso. Aquí los más conocidos.

Termómetro tradicional

Este es el termómetro que has visto desde pequeño y que funciona esencialmente para conocer la temperatura del cuerpo humano. Consiste en un tubo de vidrio con una pinza metálica en el interior que contiene un líquido, usualmente mercurio, que sube o baja de acuerdo a los cambios de temperatura.

La premisa es la siguiente: cuando se coloca en el cuerpo de la persona, el termómetro comienza a medir la temperatura. Si esa persona desprende calor, entonces el líquido sube a través de la pieza metálica. Mientras que cuando el frío arropa al instrumento, baja. El tubo de vidrio posee valuaciones que nos permiten saber los grados.

Termómetros digitales

Como la mayoría de las herramientas, instrumentos y auxiliares de medición actuales, los termómetros digitales son dispositivos modernos que sustituyeron a las viejas alternativas. En sí el diseño es similar, pero con una capa de plástico que rodea y cubre al circuito eléctrico que alberga en el interior.

Son de los más usados  y la mecánica de funcionamiento sigue la siguiente premisa: el dispositivo posee un circuito eléctrico que mide la temperatura de un cuerpo o una propiedad para luego transmitir información a un microchip que procesa los datos y los convierte en números digitales que se leen a través de una pantalla de LED.

Termómetros infrarrojos

Si de mediciones rápidas estamos hablando, los termómetros infrarrojos son la opción ideal. La modalidad de medición es a través de la emisión de rayos infrarrojos que ofrecen datos sobre la temperatura de un cuerpo, como los humanos o los alimentos.

cual termómetro comprar

Lo más interesante de estos dispositivos es que no necesariamente tienen que adherirse al cuerpo para conocer la temperatura, logrando la fundamental medición a distancia. Son sofisticados, la radiación no es peligrosa y tiene una pantalla donde se indican los grados.

Termómetros de resistencia

Estos dispositivos tienen un alambre de diversos materiales, usualmente platino, que cuentan con una resistencia eléctrica en el interior que mide los cambios de temperatura. En términos de origen, se crearon en el siglo XIX. A diferencia de algunas alternativas mencionadas anteriormente, este requiere tiempo para realizar las mediciones. Por lo que suele ser usado más que todo para el exterior.

Termómetros térmicos

Este es otro tipo de dispositivo que utiliza resistencia eléctrica como método de valoración de temperatura, aunque no necesita del contacto. Lo que es una gran ventaja. La mecánica es sencilla: produce un voltaje cuando ocurre un cambio de temperatura. Es rápido, suele usarse en los laboratorios, específicamente para medir la energía que proviene de un medio o dispositivo que suministre corriente eléctrica cuando se calientan los metales.

Termómetros bimetálicos

Como bien lo dice su nombre, este es un termómetro que cuenta con dos láminas de metal. Cuando la temperatura se eleva, uno de los metales del dispositivo se curva frente el otro. Este proceso se conoce como dilatación y ocurre con el aumento del volumen o magnitud de un cuerpo físico. Los resultados se obtienen al instante y se señalan mediante una aguja.

Termómetros de Gas

Finalizamos con un termómetro similar al tradicional, pero que cambia la materia en el interior. En este caso se usa un gas que suele ser nitrógeno. La premisa que persigue el instrumento se fundamenta en que, cuando la temperatura de un dispositivo sube, el gas se expande en el interior hasta conseguir una valuación. Se encuentra adherido a una ampolla y el gas empuja las manillas para conocer la temperatura.

¿Cuál termómetro elegir en cada caso?

Bien, sabemos de qué trata cada termómetro, pero la pregunta sigue siendo la misma: ¿cuáles tipos de termómetros elegir en cada caso? Para eso hay que tomar en cuenta diversas nociones o filtros como los siguientes:

  • Para el hogar. Si quieres saber cuándo un miembro de la familia tiene fiebre, lo recomendable es usar el termómetro tradicional o termómetro digital.
  • Para los bebés. En el caso de los niños pequeños, donde es casi imposible mantener el digital adherido al cuerpo, la mejor opción son los infrarrojos.
  • Para el ambiente. Por otro lado, si lo que deseas es medir la temperatura del exterior, los de resistencia o térmicos son los escogidos.
  • Para las empresas. En el caso de que desees medir la temperatura de maquinarias y objetos que suelen calentarse, los bimetálicos y de gas cumplen la labor.

termómetro industrial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies